Redacción Médica
20 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:30

CESM convocará huelga en mayo en protesta “por los recortes sanitarios”

El Sindicato Médico advierte un “grave deterioro de la calidad asistencial”

Miércoles, 28 de marzo de 2012, a las 16:25

Redacción. Toledo
El Sindicato Médico CESM en Castilla-La Mancha ha decidido convocar una huelga de facultativos en el mes de mayo en protesta por los recortes llevados a cabo en el ámbito sanitario que están, a su juicio, produciendo "un grave deterioro de la calidad asistencial con aumento de las listas de espera, cierre de consultorios y otras muchas incidencias que repercuten en la atención que se presta a los usuarios".

José Luis Grau, secretario general de CESM en Castilla-La Mancha.

CESM-Sindicato Médico ha explicado que la convocatoria de huelga se ha acordado durante una asamblea de afiliados del sindicato, tras la "ausencia absoluta" de negociación por parte del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam) y la Consejería de Sanidad y Asuntos Sociales.

"Ante las posturas intransigentes del Sescam y sus gerencias, se ha llegado a un gran malestar de los facultativos, que demandan de este sindicato, mayoritario entre los médicos en esta región, la toma de una postura firme contra lo que consideramos un atropello contra los médicos, que somos tratados de manera discriminatoria con respecto al resto de los trabajadores públicos", han señalado.

El colectivo ha indicado que realizan "jornadas absurdas y maratonianas en absoluto asumibles, con pérdidas del poder adquisitivo muy superiores a las del resto de los funcionarios y que llegan en algunos casos hasta el 30 por ciento", y han alertado de que "se han producido además despidos masivos de médicos y no se ha permitido continuar ejerciendo a otros que con 65 años podían seguir prestando sus servicios, por lo que en total se ha sacado del sistema a unos 120 facultativos".

El sindicato, que se encuentra dispuesto a dar una salida negociada al conflicto, ha advertido de que "en ningún caso" va a tolerar "que se apliquen de forma que consideramos incluso vejatoria las medidas de recorte anunciadas", y han confiado en que la Administración "cambie su actitud por otra realmente abierta a la negociación para llegar a un acuerdo antes de la huelga anunciada".