15 nov 2018 | Actualizado: 15:50

CESM convocará huelga en junio si no se retira el plan de recortes

El sindicato comienza una recogida de firmas para pedir el cese del consejero de Economía y se retira de los grupos de trabajo y las comisiones clínicas como medidas de presión

Lunes, 27 de mayo de 2013, a las 18:53

Javier Leo.
El Sindicato Médico de la Región de Murcia (CESM-Murcia) convocará a todos los facultativos del Servicio Murciano de Salud (SMS) a una jornada de huelga en el mes de junio si la Consejería de Economía no da marcha atrás en su plan de ajustes sanitarios. Según ha asegurado a Redacción Médica el presidente del sector de Atención Primaria del sindicato, Clemente Casado, antes de comenzar el proceso de convocatoria se ha dado una semana de plazo a la Administración para alcanzar un acuerdo. Este pacto debe pasar por la eliminación del plan de reformas de todas las medidas que afecten a los condiciones laborales de los médicos así como a la calidad asistencial que reciben los pacientes, explica Casado.

Clemente Casado.

CESM-Murcia cuenta con el apoyo de las nueve áreas de salud regionales recogido en las asambleas informativas realizadas durante los últimos días para convocar, al menos, una jornada de huelga si no hay acuerdo. “Entendemos que es un momento difícil, pero las medidas que plantea Economía no están justificadas, ni son razonables, ni afectan a todos los empleados públicos por igual”. Entre esas medidas, el sindicato considera “irrenunciable” que se retiren propuestas como la reducción del precio de las guardias o la rebaja de efectivos en las mismas, “medidas que además de no proporcionan un ahorro efectivo afectan a la calidad asistencial”, subraya Casado.

Además de la jornada de huelga, CESM-Murcia ha puesto en marcha otras medidas de presión como la recogida de firmas para el cese del vicepresidente y consejero de Economía del Gobierno regional, Juan Bernal. También se hará efectiva en los próximos días la retirada de los representantes del sindicato en todas las comisiones clínicas y grupos de trabajo en las que participa. Esta protesta no incluye la ausencia de la Mesa Sectorial o la Mesa de la Sanidad, vías de negociación que CESM-Murcia no quiere cerrar porque “no buscamos el extremo de la confrontación”, asevera su portavoz.