Redacción Médica
22 de septiembre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 19:50

CESM considera electoralista e insuficiente elevar la tasa de reposición al 20 por ciento

Exige la oferta del cien por cien de las vacantes existentes de profesionales sanitarios

Viernes, 26 de septiembre de 2014, a las 16:11
Redacción. Valencia
El Sindicato Médico de la Comunidad Valenciana (CESM) considera “electoralista, claramente insuficiente y de consecuencias graves para la salud de los ciudadanos la decisión del Ministerio de Hacienda de elevar la tasa de reposición de los profesionales sanitarios sólo hasta un 20 por ciento en lugar de eliminarla por completo”.

Andrés Cánovas, secretario general de CESM.

Considerada en relación a las necesidades del sistema y al estado en que se encuentra la sanidad pública, continúa el sindicato en nota de prensa, “la propuesta parece una broma de mal gusto de difícil encaje con un estado social”. A su juicio “el Sistema Nacional de Salud no sobrevivirá sin profesionales cualificados y alguien tendrá algún día que asumir la responsabilidad por la degradación de un servicio público esencial”.

Desde 2012 la denominada tasa de reposición de los empleados públicos ha sido fijada por el Gobierno de España en un 10 por ciento. Eso significa que de cada 10 médicos o enfermeras que cada año abandonan el sistema por todas las causas, sobre todo por jubilación, sólo una de las vacantes estaba siendo cubierta. Según apunta CESM, “la consecuencia es que el Estado del Bienestar ha venido desapareciendo hasta parecerse cada vez más a la antigua beneficencia mientras se ha estimulado la entrada de capital privado en el sector sanitario”.

“Ahora, en vísperas de las citas electorales de 2015”, señala, “el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha insultado a la inteligencia de los profesionales sanitarios y ha agredido al derecho a la salud de los españoles al presentar como una importante concesión la elevación de la tasa de reposición a un 20 por ciento”. “Para entendernos”, continua, “ahora se cubrirán 2 de cada 10 profesionales que dejen vacantes sus plazas. ¿Qué pasará con la asistencia que prestaban los 8 restantes? Pues que de algo hay que morirse, parecen pensar nuestros responsables políticos”.

“Desde CESM creemos llegado el momento de decir basta. La sanidad es un derecho y sus profesionales un capital que no puede despreciarse”, afirma.  Por ello, el Sindicato Médico CESM exige del Gobierno de España y de la Generalitat Valenciana la oferta del cien por cien de las vacantes existentes de profesionales sanitarios.