Redacción Médica
23 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 13:50
Domingo, 23 de octubre de 2011, a las 23:26

PREMIO TOP 10 DE REDACCIÓN MÉDICA
LOS LECTORES LE RECONOCEN COMO EL EXCONSEJERO MÁS RELEVANTE
Cervera: “Si Zapatero hubiera financiado como debía
la Comunidad Valenciana, no habría deuda sanitaria”
La segunda y tercera plaza la han ocupado quienes fueran responsables sanitarios en Castilla-La Mancha, Fernando Lamata, y Castilla y León, Francisco Javier Álvarez Guisasola

Ricardo López / Óscar López Alba / Imagen: Diego S. Villasante.
Manuel Cervera, con el 38,14 por ciento de los votos, ha sido elegido por los lectores de Redacción Médica como el exconsejero de Sanidad más relevante. El ahora número uno del Partido Popular por la provincia de Castellón ha recogido el galardón Top 10 en la sede del Grupo Sanitaria 2000, donde ha agradecido el reconocimiento, que ha dedicado de forma especial al equipo directivo que le acompañó al frente del departamento en la Comunidad Valenciana, así como a todos los profesionales que trabajan en el sistema sanitario. Han completado este 'podio' los exresponsables sanitarios de Castilla-La Mancha, Fernando Lamata (31,96 por ciento de los votos), y Castilla y León, Francisco Javier Álvarez Guisasola (11,70 por ciento). También han participado en este Top 10 los exconsejeros María Jesús Mejuto, Vicenç Thomàs, José Ramón Quirós, Luis Truan, Luisa María Noeno, María Kutz y Fernando Bañolas.

Manuel Cervera recibe de manos de José María Pino, presidente del Grupo Sanitaria 2000, la placa que le reconoce como Premio TOP 10 al exconsejero de Sanidad más relevante.

En primer lugar felicitarle por el premio Top 10 que otorgan los lectores de Redacción Médica a través de sus votos en la web. ¿Qué significa este galardón?

En primer lugar, todo lo que sean premios y reconocimientos en el ámbito sanitario es bueno, porque normalmente el que se dedica a la gestión sanitaria lo que suele recibir son críticas. Agradezco especialmente a los votantes y a Sanitaria 2000 este galardón. Este galardón no es para mí, sino para todo el equipo de gestores que me ha ayudado, directivos, directores generales, y sobre todo para los profesionales, que si no trabajan en la línea del equipo directivo, pues al final es un lío.

Además, agradezco a Sanitaria 2000 que con este reconocimiento se completa un ciclo en nuestra relación, porque también fui valorado por este grupo editorial como mejor viceconsejero, como mejor consejero en su momento, y ahora como exconsejero. Esta placa es la que más valoro, porque cuando uno empieza a ser 'ex' la gente se olvida, y por eso agradezco a Sanitaria 2000 y a Redacción Médica y a sus lectores que se hayan acordado de la gestión que hicimos durante cuatro años en la sanidad de la Comunidad Valenciana.

El ‘podio’ de este Top 10 lo completan los exconsejeros de Castilla-La Mancha, Fernando Lamata, y el de Castilla y León, Francisco Javier Álvarez Guisasola. ¿Cómo recuerda a estos compañeros del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud?

Es un honor compartir estos primeros puestos con gente con amplia experiencia y mucho sentido común a la hora de gestionar. Hay grandes gestores en el ámbito de la sanidad y hemos visto tras las últimas elecciones cómo los presidentes de las comunidades autónomas han decidido confiar en la experiencia de los gestores sanitarios.

¿Cuál serían los grandes hitos en su etapa de consejero de Sanidad?

Uno de mis mayores orgullos ha sido la posibilidad de terminar de construir La Fe, rellenarla y abrirla. En todo su ámbito, con ese traslado que hicimos en dos domingos, con todos los profesionales al pie del cañón, con una nueva tecnología, con una nueva distribución, y haberlo hecho sin ruido, con normalidad y sin incidencias de importancia. Eso es un esfuerzo de gestión en el que tengo que recordar a todo el equipo directivo del hospital, de la Consejería y a los más de 7.000 profesionales de La Fe.

También hay que destacar que esta ha sido la legislatura con más apertura de hospitales, porque en este periodo se han abierto otros cuatro más. Más centros de salud, centros auxiliares. Pero también ha sido una época de esfuerzo en la evaluación de los profesionales, con la implementación de la dirección por objetivos, que afectaba a cualquier profesional, desde el médico, al celador. Y es una fórmula que tendremos que poner en marcha en un gobierno nacional, como una forma de estimular al profesional.

Luego está la gestión eficiente, la central de compras, las nuevas tecnologías de información y comunicación, donde la Comunidad Valenciana se ha diferenciado del resto, que ha permitido la citación por internet, por ejemplo. Ha sido muy importante la desburocratización de la Atención Primaria y aumentar el tiempo que el médico dedica al paciente desde el punto de vista sanitario.

También estoy orgulloso de la coordinación que hubo con la gripe A, que la supimos tratar con orden y con éxito. En resumen, vivir cuatro años en paz social con los profesionales que se han comprometido en una época de escasez económica, donde no había para ofertarles grandes mejoras. Tengo un balance muy positivo de esta etapa de mi vida.

Dedica el Premio TOP 10 a los profesionales sanitarios.

Balance de lo positivo y negativo de su etapa en Sanidad.

¿En el ‘debe’ queda esa financiación que tanto reclamó al Gobierno central y que nunca llegó?

Eso es. El Ministerio de Sanidad creo que tenía pocas herramientas para solucionarlo, pero sí el Ministerio de Economía y Hacienda. Que a los valencianos nos valoren como cuatro millones y no como cinco sí que ha sido el ‘debe’, sobre todo por los valencianos, porque ser la comunidad menos financiada, con casi trescientos euros menos por habitante, hace que cada año 1.500 millones de euros no vengan a la Comunidad. Y 1.500 millones de euros dan para mucho, y ahora me acuerdo especialmente de los proveedores. Si nos hubieran financiado como corresponde, como a la media nacional, no tendríamos deuda sanitaria, y eso el gran ‘debe’ del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero respecto a nuestra Comunidad.

Da la impresión que la situación económica de las arcas de las consejerías de sanidad se ha deteriorado de una forma alarmante en los últimos meses. Desde su perspectiva, ¿cree que el deterioro es tan alarmante como parece?

Me da la sensación de que las elecciones autonómicas han supuesto un antes y un después, que en algunas comunidades autónomas que han tenido cambio de color político ha habido diferencias muy importantes entre la información previa y la realidad posterior de las cuentas. Lo que está pidiendo el país desde hace tiempo es un cambio en el Gobierno, y todo eso ha generado una sensación de provisionalidad donde se intentaba ir solucionando el problema puntual, pero haciendo la bola más grande.

Yo llevo diciendo desde hace cinco años que la sostenibilidad del SNS estaba y está en grave riesgo, también lo han dicho los expertos. La financiación no es la adecuada, y además tenemos desigualdades muy importantes entre comunidades autónomas. Todo eso además en un entorno de crisis económica dramática y cinco millones de parados que no consumen, que no pagan impuestos, y eso al final son menos números en las columnas de ingresos de las comunidades autónomas y del Estado. La mejor fórmula para salir de ese agujero, también el sistema sanitario, sería sin lugar a dudas mejorar la economía y el empleo. Por eso es necesario un cambio de Gobierno, y el que puede liderar Mariano Rajoy a partir del 20 de noviembre lo que va a permitir es mayor ilusión y esperanza para salir de la crisis.

En el caso de la Comunidad Valenciana, ¿la situación es parecida?

La situación es similar para todas las comunidades autónomas. El consejero Luis Rosado, que está comenzando a hacer su labor, y lo está haciendo muy bien, refleja esta situación de preocupación, que es dramática para el sistema sanitario español, como lo dicen los informes de expertos independientes que hablan de que la deuda llegará hasta los 20.000 millones de euros para los próximos años. Eso además lo malo que tiene es que va creciendo y no se ha puesto solución. En eso los gobiernos autonómicos tienen poco margen, que ya dedican buena parte de su presupuesto a gastos sociales.

El exconsejero de Sanidad de la Comunidad Valenciana, Manuel Cervera, entrevistado por Ricardo López, director general
del Grupo Sanitaria 2000 (a la derecha), y Óscar López Alba, redactor jefe de Redacción Médica.

Queríamos aprovechar su presencia para que nos hablara de su faceta como número uno de la lista del PP por Castellón.

Un día tipo me levanto muy pronto y, o vengo a Madrid a cubrir alguna actividad, o estoy por la provincia con actos. Una campaña electoral es un esfuerzo por quitarte el traje de gestor y ponerte el de comunicador a la ciudadanía de cuál es el proyecto. En estos momentos hay una sensación muy grande de cambio en este país. La gente quiere cambiar. Es una sensación muy similar a la de 1982 con Felipe González, y esa sensación de cambio es imparable. Este mes deberemos enfocar esa sensación de cambio de una forma real, no hay que relajarse, hay que pedir a cada ciudadano que vote en las elecciones.

Desde el punto de vista personal, tengo una meta que para mí es fascinante, que es ser diputado de las Cortes Españolas, porque para mí es muy importante representar al pueblo español. He sido director general, viceconsejero y consejero, diputado autonómico y ahora diputado nacional, y eso es un honor. Me siento muy valenciano, pero también muy español.

A un mes justo de las elecciones del 20-N, parece que el cambio de Gobierno es inminente. Se comenta que Rajoy puede situar en Sanidad a algún experto, o a un gestor. ¿Quién puede ser el futuro inquilino de la sede del Paseo del Prado?

Creo que lo importante ahora es asentar a la opinión pública hacia el cambio, que Mariano Rajoy gane con una mayoría holgada que le permita entrar a fondo en las reformas estructurales que son necesarias. Seguro, que como no puede ser de otra forma, acertará en el nombramiento del ministro. Hay personas que tienen mi máxima admiración, que las conocemos todos, y seguro que quien elija será un excelente ministro o ministra.

También se habla de una posible refundición en una sola área de Asuntos Sociales y Trabajo, ¿cómo vería esta posibilidad?

Estoy convencido que la decisión que tome será para hacer la gestión más eficiente, mejor, para hacer un país más creíble en los mercados, porque lo que hace falta es confianza. Estoy convencido de que Rajoy va a generar esa confianza cuando gane las elecciones.

Y yendo un poco más allá del 20-N, cuando pasen las elecciones, ¿cómo se ve Manuel Cervera en esta legislatura? ¿Cómo intuye su labor?

Yo me veo aprendiendo muchísimos. Seré un novato, como cuando uno entra en la carrera, en un colegio mayor o en un servicio hospitalario. Seré un novato y como he hecho siempre en esta vida, intentaré absorber todos los conocimientos para sumar con todos los que están allí. Voy con la ilusión del que empieza y de a quien le queda mucho por aprender.

¿Se sentiría más cómodo en el Ministerio de Sanidad o en como portavoz del grupo en el ámbito sanitario?

Cuando era consejero me preguntaban muchas veces si era feliz. La palabra feliz no era precisamente la que me inundaba, por el volumen de trabajo. Pero sí que sentía satisfacción. Yo la comodidad nunca la he concebido, porque lleva a la rutina, y eso provoca una relajación que hace que no hagas las cosas lo mejor posible. Lo más importante que tengo ante mí es representar a la provincia de Castellón. Ahí sí que nadie me va a ganar, para que la provincia y la Comunidad Valenciana tengan en la Cámara la representatividad que se merece.