10 dic 2018 | Actualizado: 14:25

Cerca del 22% de los médicos extremeños de Atención Primaria sufren burnout

Los Colegios Médicos de Extremadura abordan las enfermedades más comunes del colectivo

jue 17 noviembre 2011. 22.51H

José Alberto Becerra, secretario del Colegio de Médicos de Badajoz; y Evelio Robles, secretario del Colegio de Médicos de Cáceres.

Redacción. Cáceres
El Colegio de Médicos de Cáceres ha acogido la Mesa de Salud en el Médico, unas jornadas en la que más de 20 profesionales sanitarios se han formado sobre las enfermedades más comunes entre el colectivo como el síndrome del burnout o desgaste profesional, que en Extremadura afecta a cerca del 22 por ciento de los médicos de Atención Primaria; según los datos presentados por el secretario del Colegio de Médicos de Badajoz, José Alberto Becerra.

“No parece una cifra muy elevada pero las consecuencias de un síndrome como este hace que sea preocupante para la persona, para la empresa que trabaja, en este caso, el Servicio Extremeño de Salud (SES), para la población a la que atiende, sus pacientes y lo más importante de todo, para su familia” ha asegurado Becerra durante su intervención.

En estas jornadas también se ha abordado el Programa PAIME y las drogodependencias en el paciente médico. “Se estima que un 10- 12 por ciento de los médicos en ejercicio pueden sufrir en el transcurso de su vida profesional uno o más episodios de problemas psíquicos y/o conductas adictivas al alcohol, a otras drogas o a psicofármacos” ha señalado el secretario del Colegio de Médicos de Cáceres, Evelio Robles.

En Extremadura, concretamente en esta última década han ingresado en la unidad hospitalaria del PAIME un total de 31 médicos con problemas de conducta de adicciones. El repunte más alto se encuentra en el año 2005 y 2009 con 6 pacientes. Según estos datos, en estos últimos diez años nuestra comunidad autónoma ocupa el cuarto lugar con mayor número de ingresos.

En muchas ocasiones el médico renuncia a poner solución al problema, algo que afecta al bienestar público por eso Robles ha recordado que “un médico conocedor de un problema de salud de otro médico que pueda comportar un riesgo de mala praxis tiene el deber deontológico de comunicarlo al Colegio”.