12 dic 2018 | Actualizado: 17:35

CCOO y UGT proponen una gestión más eficiente del SMS

Para reducir los gastos sin que se vean afectadas las nóminas de los empleados públicos

jue 10 febrero 2011. 16.14H

Redacción. Murcia
Los sindicatos CCOO y UGT han propuesto al Gobierno regional una serie de medidas alternativas a la Ley de recortes que suponen una reducción del gasto cifrado en 193,5 millones de euros y un aumento de los ingresos en 109 millones, con lo que ahorro total alcanzaría los 302,5 millones de euros.

Antonio Jiménez y Daniel Bueno, secretarios generales de UGT y CCOO en Murcia, respectivamente.

Los secretarios generales de CCOO y UGT en Murcia, Daniel Bueno y Antonio Jiménez, respectivamente, han señalado que el objetivo es “aportar soluciones alternativas para reducir los gastos y mejorar los ingresos de la Administración regional, sin que se vean afectadas las nóminas de los empleados públicos”.

En concreto, en el paquete de medidas alternativas a la ley de recortes, en lo que respecta a la política de gastos, proponen que el Servicio Murciano de Salud (SMS) “se gestione de forma más eficiente, corrigiendo los vicios que el sistema de autoconcertación tiene en la actualidad, que se basan en que se pueda producir autoconcertación durante la jornada ordinaria, lo que genera un sobrecoste añadido en la atención a los pacientes o en la eliminación de listas de espera”.

En este sentido, Bueno considera que en el organigrama del SMS “se podrían acometer importantes reducciones de gasto” que vienen motivadas por el incremento de las áreas de salud, lo que supone un equipo directivo y de gestión para cada una que “multiplica por nueve un esquema de gestión del modelo sanitario que es ineficiente”.

Estiman, al hilo, que se debe de revisar el edificio que habita el SMS, que le cuesta al dinero público “7,2 millones de euros al año, 600.000 euros al mes”, lo que consideran “un exceso absoluto cuando, por otro lado, la Comunidad habla de malvender patrimonio público”.

Igualmente y en relación al SMS, los sindicatos han alertado que “la no renovación de contratos eventuales puede haber producido una reducción de personal en torno a los 2.000 trabajadores”.