19 nov 2018 | Actualizado: 18:10
Martes, 11 de enero de 2011, a las 18:23
ESTUDIO DEL IMPACTO DEL HUMO EN LA SALUD DE LOS TRABAJADORES DE HOSTELERÍA
CCOO y UGT piden que el tabaco se considere riesgo laboral
Denuncian debates chantajistas” ante la reforma y se muestran en contra de una moratoria

Leire Sopuerta Biota. Madrid
Los sindicatos UGT y CCOO han denunciado “debates chantajistas” ante la reforma de la ley contra el tabaco por parte de aquellos sectores que prevén pérdidas económicas en la hostelería como consecuencia de la prohibición de fumar en el interior de los locales. Los representantes de ambos organismos han afirmado que las experiencias existentes en otros países “les quitan la razón ante los argumentos de pérdidas”.

Marisa Rufino, de UGT.

Pedro José Linares, de CCOO, ha asegurado que “habrá diferentes adaptaciones, pero como en todo”. Al menos, ha dicho, no habrá trabajadores obligados a estar expuestos al humo del tabaco, algo que para ambos sindicatos es “un principio de justicia social”. En esta línea, Marisa Rufino, de UGT, ha recordado que “ya se utilizó el argumento de la destrucción de puestos de trabajo ante la aprobación de la norma actual, y se ha visto que no ha sido así”. A su juicio, “la crisis y no la prohibición de fumar ha tenido más que ver con las posibles pérdidas de puestos de trabajo”. Su compañero de sindicato, Francisco Domínguez, ha remarcado la importancia de que “la ley salga lo más restrictiva posible, que es como va a ser eficaz. Si tiene algún resquicio volveremos a tener una ley que irá perdiendo rigor en su aplicación”.

Estas declaraciones las han realizado durante la presentación de un estudio sobre el impacto en la salud de los trabajadores de la hostelería, realizado por ambos sindicatos y la empresa SGS Tecnos.

En este marco, han rechazado el posible retraso en la aplicación de la ley, aprobado en la Comisión de Sanidad del Senado. Y han insistido en que la exposición al humo del tabaco como consecuencia de las condiciones de trabajo debe ser considerada como un riesgo laboral y las enfermedades que de ella se deriven, deben calificarse como contingencias profesionales.

Según el estudio, los trabajadores de la hostelería tienen un 30 por ciento más de riesgo de padecer cáncer de pulmón que los empleados que trabajan en un ambiente sin humo. Actualmente, sólo un 3 por ciento de los 350.000 establecimientos están libres de humo, por lo que 800.000 de 1.200.000 trabajadores se encuentran expuestos al humo del tabaco. Así, un profesional del sector de la hostelería expuesto a los niveles actuales contaminantes durante toda su vida laboral (40 años) equivaldría a fumar un cartón de tabaco al día durante un año.