Redacción Médica
22 de septiembre de 2018 | Actualizado: Sábado a las 11:05

CCOO y UGT denuncian “trato de privilegio” a CESM

Advierten que saltarse la Mesa Sectorial como órgano de negociación puede conllevar acciones legales contra las medidas acordadas

Lunes, 07 de octubre de 2013, a las 17:45

Redacción. Murcia
CCOO y UGT han criticado las reuniones, a su juicio, "opacas" que se están produciendo "con frecuencia" en el ámbito sanitario en la sede del Gobierno murciano, refiriéndose al acuerdo que se alcanzó el pasado viernes entre el jefe del Ejecutivo regional, Ramón Luis Valcárcel, y el presidente y el vicepresidente del Sindicato Médico de la Región de Murcia (CESM), Francisco Miralles y Clemente Casado, respectivamente.

Francisco Miralles y Ramon L. Valcárcel.

En este sentido, el secretario general de CCOO de la Región, Daniel Bueno, ha afirmado que lo que hace el Gobierno es "dar trato de privilegio a una organización sindical que hasta podría considerarse ilegal, ya que está burlando los cauces establecidos en el Estatuto Básico de la Función Pública, una ley que obliga a los poderes públicos a resolver los asuntos relacionados en materia de personal a través de los cauces establecidos, que es la Mesa Sectorial de Sanidad en la Comunidad".

Y es que, ha destacado Jiménez, "es inaudito que haya un gobierno que plantee recortes y retrocesos en la gestión de la sanidad pública y no sea capaz de llevarlo a la Mesa Sectorial de Sanidad, ya que una medida de este calado afecta al conjunto de los empleados públicos y los sindicatos mayoritarios en la Región tienen el derecho y el deber de poder conocer y plantear alternativas a esta situación de recorte permanente a la que nos lleva la Comunidad".

Por ello, ha expresado su "rechazo absoluto a este tipo de reuniones que se están produciendo con determinados sindicatos seleccionados a gusto de la patronal", aunque ha anunciado que se posicionará en contra de "cualquier recorte que se produzca en el ámbito público, ya que se ha producido demasiado sacrificio y no compensado por parte de los empleados públicos".

En este sentido, Bueno ha explicado que en la sanidad murciana "hay unos 20.000 trabajadores y más de 4.000, es decir, el 20 por ciento son médicos". "Sus reivindicaciones pueden ser justas y compartidas por las organizaciones sindicales pero el Gobierno se equivoca una tras otra vez sacando del cauce legal de representación de los trabajadores la solución a los problemas que hay en la sanidad", ha señalado.

Para concluir, ha dejado claro que "el fracaso y los problemas que tiene la sanidad pública se debe más a su mala gestión que a las personas que se ponen enfermas o los profesionales que les atienden".