Redacción Médica
23 de septiembre de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00

UGT, CCOO y CSIF esperan que Maldonado restablezca las relaciones “en vía muerta”

Los sindicatos cargan contra la tardanza que ha tenido Ignacio González en destituir al consejero

Jueves, 04 de diciembre de 2014, a las 18:00
Redacción. Madrid
La Federación de Servicios públicos de la UGT, Comisiones Obreras (CCOO) y la Unión Autonómica de Madrid de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) han coincidido en valorar la destitución de Javier Rodríguez como consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid.

La Federación de Servicios públicos de la UGT ha expresado que la salida de Javier Rodríguez ha sido una decisión “tardía pero acertada, ya que era especialista en escoger la pero solución ante los temas que le ha tocado afrontar”. Los responsables de la entidad han deseado a Rodríguez que le vaya “muy bien en el futuro” y han pedido al nuevo consejero que no cometa “los mismos errores”.

“El nuevo consejero tiene que dialogar con las organizaciones sindicales y con los profesionales para dar una solución a todos los problemas de la sanidad madrileña”, han apuntado desde la UGT.

Para CCOO, el exresponsable del ramo ha demostrado su “incapacidad” para asumir “las responsabilidades propias de su cargo desde el inicio de la crisis por el ébola”. En este sentido, fuentes de la central sindical han considerado que el relevo “se tenía que haber producido antes”. “Y no esperar a que volviera a realizar nuevas y nefastas declaraciones en las que vuelve a menospreciar el trabajo de los profesionales sanitarios”, ha apuntado.

En cuanto al nuevo titular de la consejería, CCOO “espera que el nuevo consejero sea más sensible con la difícil situación por la que atraviesa la sanidad pública” de la Comunidad de Madrid, al tiempo que confía en que Javier Maldonado, sustituto de Rodríguez, “abra los cauces de diálogo y negociación”.

Bienvenida a Maldonado

El líneas similares se manifiesta la CSIF, cuyos responsables han tachado de “acertada” la marcha de Rodríguez, al tiempo que han dado la bienvenida a su sucesor.

También entienden que “había motivos más que suficientes” para haber apeado a Rodríguez “mucho antes”. “Esta decisión está motivada tanto por su mala gestión de la sanidad madrileña durante sus diez meses de mandato, como por sus desafortunadas declaraciones en relación con la auxiliar de enfermería que resultó infectada por ébola, Teresa Romero, que han contribuido a desprestigiar a todo el colectivo de profesionales sanitarios de la Comunidad de Madrid”.

En cuanto al nuevo responsable, la CSIF espera que con su llegada se “restablezcan las relaciones con la Consejería de Sanidad, que con su antecesor estaban en vía muerta”. También han solicitado al nuevo consejero que “apueste” por la sanidad madrileña y por sus profesionales, “cerrando el paso a la privatización del servicio público más valorado por los ciudadanos”.