13 nov 2018 | Actualizado: 18:00

CCOO, Satse y SAE rechazan rebajar el complemento de especial riesgo para profesionales sanitarios

Denuncian que “es una medida discriminatoria y que no se ha negociado con ellos”

Martes, 11 de enero de 2011, a las 18:23

Redacción. Pamplona
El Sindicato de Enfermería de Navarra (Satse), el Sindicato de Auxiliares de Enfermería (SAE) y la Federación de Sanidad de CCOO han rechazado la aprobación de una disposición en los Presupuestos de Navarra que “cambia sustancialmente a la baja las retribuciones que se asignan a aquellos puestos de trabajo del personal sanitario con una especial penosidad, toxicidad o peligrosidad”.
 

Carmen Pueyo, secretaria general de la Federación de Sanidad de CCOO de Navarra.

Los tres sindicatos consideran que este cambio en el complemento de especial riesgo para el personal sanitario del Servicio Navarro de Salud es “una medida discriminatoria con respecto al resto de trabajadores de la Administración” y han criticado que “no se ha negociado con los sindicatos”.

En opinión de Satse y SAE, “se trata de una disposición que discrimina a trabajadores del SNS con respecto al resto de personal de la Administración que con riesgos similares en el desarrollo de su trabajo no se les aplica el mismo reconocimiento, y también se produce discriminación en servicios dentro del Servicio Navarro de Salud”.

Por su parte, la Federación de Sanidad de CCOO de Navarra ha calificado de “nueva agresión contra los derechos de los trabajadores” esta modificación. Su secretaria general, Carmen Pueyo, ha criticado en un comunicado que, “saltándose los marcos de negociación y por la vía de los Presupuestos, en una disposición adicional, se modifica el complemento de riesgo, discriminando al personal de salud con el resto de la administración, dando a quien no lo ha pedido y quitando a quien lo tenía ganado judicialmente”.

En este sentido, Carmen Pueyo ha llamado a los trabajadores a “movilizarse y reaccionar contra las agresiones a las que están siendo objeto”. “Los trabajadores del sector sanitario tenemos que reaccionar, nos han bajado el salario vía decreto, nos limitan las plantillas con el recorte de la contratación (no olvidemos que está en un 44 por ciento de eventualidad) y se paralizan las ofertas de empleo público. Día a día se están poniendo en entredicho nuestros derechos y en cuestión el propio sistema público de salud”, ha dicho.