Redacción Médica
22 de septiembre de 2018 | Actualizado: Sábado a las 16:40

CCOO pide la reducción de la temporalidad de las plantillas a un máximo del 8 por ciento

El sindicato reclama un “acuerdo político” para la creación de empleo en el Salud

Miércoles, 21 de mayo de 2014, a las 15:54
Redacción. Zaragoza
La Federación de Sectores Sociosanitarios de CCOO ha presentado un estudio sobre el empleo en el Salud, entre enero de 2012 y marzo de 2013. El sindicato considera que la apuesta por la sanidad pública debe reflejarse en la estabilización de las plantillas a través de un gran acuerdo político que reduzca realmente la temporalidad a un máximo del 8 por ciento.

Juan Urdániz, secretario general de la FSS-CCOO Aragón.

En este momento los efectivos totales ascienden a 17.071 de la plantilla. Si se suman las contrataciones de sustitución, personal en formación de especialidades sanitarias y personal con plaza vinculada a convenio con la Universidad, el total del personal es de 20.108.  La distribución de esta plantilla en volumen, se centra en el Hospital Universitario Miguel Servet y en el Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa. Las categorías con mayor número de efectivos son enfermero/a y auxiliar de enfermería.

Ante los datos registrados, CCOO advierte que la presencia de personal funcionario (7 por ciento), en relación al personal laboral (1 por ciento) es mínima, con tendencia a la reducción de este diferencial por la predilección de la administración por la contratación ordinaria. El sindicato denuncia que la contratación de carácter temporal es elevada -con un 17 por ciento- y con condiciones precarias. Sumando los contratos en interinidad la temporalidad en el Salud es del 29 por ciento.

Haciendo una comparativa con el 2008, año en el que el sindicato comenzó a analizar el empleo en el sector, la plantilla total del Salud ha descendido un 13 por ciento, 2.544 puestos de trabajo menos que en aquel año. La FSS-CCOO Aragón  ha denunciado la situación de aquellos trabajadores contratados por acúmulo de tareas, ya que pueden estar contratados durante largos periodos de tiempo y si son despedidos no tienen ningún tipo de compensación económica. “Son puestos fáciles de amortizar por la administración y su despido ha supuesto una sangría para el Salud”.

Según los datos que maneja el sindicato, se podría convocar una OPE de hasta 3.615 plazas más de las que corresponden a las 1.364 de las OPE complementarias de 2007 y 2011 que el Salud se ve obligado a convocar en cumplimiento de una sentencia, lo que daría un total de 5.009 plazas.

Ante la situación mostrada, FSS-CCOO reclama un acuerdo político para la creación y estabilidad del empleo. El sindicato advierte que la temporalidad no debería superar el 8 por ciento y aporta soluciones como la conversión de personal eventual sobre plantilla (en acúmulo de tareas) y el establecimiento de un sistema negociado con los sindicatos que fije un calendario de oposiciones y traslados permanentes para que el personal sepa claramente cuál es el circuito de acceso al empleo público en la sanidad aragonesa.

ENLACE RELACIONADO

Informe sobre empleo sanitario