20 nov 2018 | Actualizado: 19:20

CCOO exige una reforma “integral” de Urgencias

El problema se repite “cada invierno”

Sábado, 17 de enero de 2015, a las 13:06
Redacción. Sevilla
El secretario general de la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO Andalucía, Humberto Muñoz, ha exigido a la Junta una reforma “integral” de Urgencias, tras el “caos organizativo y el colapso asistencial” que se viene padeciendo con motivo del incremento de la frecuentación por la gripe y por la agudización de procesos crónicos que “siempre acontece en invierno”.

Humberto Muñoz, de CCOO.

Aunque la consejera de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, “lo niegue”, numerosas urgencias en distintos puntos de Andalucía “se han visto colapsadas” en los últimos días, tanto en el ámbito hospitalario como en Atención Primaria, “al ser incapaces de dar respuesta a un incremento de la demanda que, al producirse sistemáticamente todos los años, nadie puede aducir ahora que no esperaba”. “Se trata de un problema que se reproduce puntualmente cada invierno y que tiene unas causas claras y bien conocidas: insuficiente dotación de recursos humanos y materiales y falta de previsión organizativa”, agrega.

“Cuando tantas personas enferman en los meses fríos por la gripe, por agudizaciones de bronquitis, por descompensaciones de insuficiencia cardiaca o de diabetes ocasionadas por infecciones respiratorias, o por cualquier otra causa, lo que se desborda antes es el primer escalón asistencial urgente en atención primaria, constituido por unos Dispositivos de Cuidados Críticos y Urgencias (DCCU) que la Administración sanitaria está obcecada en extinguir”, asegura.

Por este motivo, continúa, “cada vez cuentan entre sus exiguas plantillas con menos efectivos específicamente formados en urgencias y emergencias y con más personal polivalente con formación general y bajo unas condiciones laborales precarias (nombramientos eventuales y al 75 por ciento o menos de jornada), y sometido a sobrecargas intolerables, como que dos médicos y dos enfermeras hayan atendido en un solo turno a 410 personas”.

De esta manera, el secretario general asegura que con un primer nivel asistencial “desbordado”, la presión se traslada a las puertas de los centros sanitarios más grandes, a las urgencias hospitalarias, cuyas plantillas “crónicamente mermadas, merced a la política imperante de recortes y de austeridad a ultranza, no son reforzadas suficientemente para estos períodos, en ocasiones ni siquiera se sustituye al personal de permiso, de vacaciones o de baja por enfermedad”.

“Todo esto, unido a una infradotación de medios materiales (consultas, camas de observación y de estancia corta), a unas instalaciones a menudo obsoletas y a una deficiente planificación de los circuitos asistenciales, conduce sistemáticamente a largas demoras para ser atendido, a pasillos atestados de camillas y carritos, a observaciones masificadas y con multitud de pacientes varados a la espera de ingresos en planta que nunca terminan de llegar”, dice, y aunque la consejera “no quiera reconocerlo, al colapso”, ha apostillado.

Asimismo, Muñoz señala que el 9 de enero, el Servicio Andaluz de Salud (SAS) decidió atender una vieja reinvindicación de CCOO como es la de liberar a los Servicios de Urgencias hospitalarios de su actual dependencia de Cuidados Intensivos, una decisión que, aunque compartida y largamente esperada, “ha sido tomada, una vez más, de espaldas a la representación legal de los trabajadores y del máximo órgano de negociación en sanidad, la Mesa Sectorial, pese a implicar cambios organizativos sustanciales que afectan a las condiciones laborales de miles de trabajadores”.

No obstante, precisa que no es una resolución unilateral del SAS lo que “necesitamos para acabar con el caos invernal en nuestras puertas de los hospitales”, sino que “necesitamos una reforma integral de las urgencias en Andalucía”. Muñoz afirma que, por supuesto, en la misma deben contemplarse uno servicios hospitalarios “independientes, que puedan configurarse adecuadamente y dejen de ser el terreno para librar encarnizadas luchas entre distintos colectivos animados casi siempre por intereses espurios, dotarse de plantillas bien dimensionadas y no dependientes de personal en formación, y con unos medios materiales suficientes para enfrentar su cometido con dignidad en cualquier época del año”.

ENLACES RELACIONADOS:


Satse vincula el aumento de la frecuentación en Urgencias con la “destrucción de empleo” (16/01/15)