10 dic 2018 | Actualizado: 18:30

CCOO denuncia el “hacinamiento” de pacientes en las urgencias del Hospital de Sierrallana

Solicita sustituir el actual modelo de gestión por uno que prime la calidad asistencial

mié 16 marzo 2011. 16.19H

Asunción Ruiz Ontiveros, secretaria general de la Federación de Sanidad de CCOO.

Redacción. Santander
CCOO de Cantabria ha denunciado el “hacinamiento” en camillas de pacientes en los pasillos de Urgencias del Hospital de Sierrallana mientras permanece cerrada “toda” una planta de hospitalización con unas 30 camas de capacidad.

Según ha explicado la secretaria general de la Federación de Sanidad de CCOO, Asunción Ruiz Ontiveros, en un comunicado, la no apertura de esta planta -la 3B- es consecuencia del “deficiente” modelo de gestión puesto en marcha por la gerencia del hospital, basado en “una política de recortes y reducción de plantillas que lejos de suponer un ahorro está provocando que en muchas ocasiones no se pueda garantizar la adecuada atención asistencial a los enfermos”.

Ruiz Ontiveros ha precisado que esta decisión de no abrir esta planta “comodín”, que generalmente se venía usando para atender los “picos” de ingresos, ha motivado que algunos días “hasta 16 pacientes y sus acompañantes se hayan visto obligados a permanecer horas y horas en los pasillos de Urgencias esperando a tener una cama libre”.

Para la dirigente sindical “no es de recibo que por culpa de una mala gestión los enfermos tengan que pasar la noche en camillas, y sus acompañantes sentados en simples sillas, cuando su adecuada hospitalización supondría la simple apertura de media planta”.

Asimismo, Ruiz Ontiveros ha denunciado que esta situación está abocando a los trabajadores del área de Urgencias a una “intolerable” sobrecarga de trabajo ya que, a sus tareas habituales, “ahora deben añadir la atención de estos pacientes que, como es lógico, reclaman sus servicios”.

“Da la sensación de que lo único que le importa a la gerencia de Sierrallana es contener los gastos para brillar así ante sus jefes, y no garantizar la mínima calidad asistencial a los enfermos ni los derechos de sus trabajadores”, ha subrayado.

Por todo ello, la dirigente de CCOO ha instado a los responsables de este centro hospitalario a “cambiar” su actual modelo de gestión de “recortes” y plantillas “raquíticas” por otro en el que “prime” la calidad en la atención sanitaria.

“Hay que tener la capacidad de abrir esta planta cuando así sea necesario, así como de dotar al hospital de los trabajadores necesarios para que no se produzcan, como ocurre ahora, la suspensión de intervenciones quirúrgicas que no hacen sino engordar aún más las ya de por sí largas lista de espera”, ha concluido.