Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 20:10

CCOO denuncia el estado de “abandono” del Hospital de Liencres

El sindicato hace responsable al SCS por privatizar el servicio de mantenimiento del centro

Martes, 11 de enero de 2011, a las 18:23

Asunción Ruiz, secretaria general de la Federación de Sanidad de CCOO.

Redacción. Santander
CCOO de Cantabria ha denunciado el estado de “abandono” que presenta a su juicio el edificio del Hospital de Liencres, deterioro del que hace responsable al Servicio Cántabro de Salud (SCS) por privatizar el servicio de mantenimiento de estas instalaciones hospitalarias hace justamente ahora tres años.

Según ha explicado en un comunicado la secretaria general de la Federación de Sanidad de CCOO de Cantabria, Asunción Ruiz Ontiveros, el edificio hospitalario “hace aguas por todos los sitios por culpa de la dejación tanto en el mantenimiento preventivo como en el que se debe llevar a cabo día a día de la empresa adjudicataria de un servicio tan importante y esencial”.

Tras subrayar que el sindicato ya ha comunicado esta situación a los responsables sanitarios regionales, Ruiz Ontiveros ha precisado que estas deficiencias afectan especialmente al tejado del edificio, con el deslizamiento y caída de tejas que han provocado filtraciones y humedades en la fachada y en algunas habitaciones de pacientes “que si no se corrigen de manera inmediata podrían terminar afectando también a la estructura”.

Por ello, la dirigente de CCOO ha asegurado que el sindicato ha reclamado el rescate de la concesión del mantenimiento, que vence este mes de diciembre, y que este servicio pase de nuevo a ser prestado con recursos públicos.

En este sentido, Ruiz Ontiveros ha precisado que hace tres años, cuando se aprobó la privatización del servicio, el sindicato ya presentó una propuesta en la que reflejaba que gestionar el mantenimiento del Hospital de Liencres con los recursos públicos “suponía un ahorro del 48 por ciento respecto a la propuesta privatizadora, que finalmente se adjudicó con un coste mínimo de licitación de 650.000 euros anuales”.

Asimismo, ha considerado “imprescindible” que el Servicio Cántabro de Salud elabore un “plan de choque” para llevar a cabo las reformas necesarias que permitan garantizar la integridad del centro hospitalario, así como la seguridad de los propios trabajadores y usuarios, pero también para evitar que el actual abandono que presenta el hospital “se pudiera utilizar en el futuro como excusa para su cierre”, una pretensión a la que CCOO ya ha adelantado “que se opondría frontalmente”.