Redacción Médica
22 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00

CCOO apuesta por el autoconcierto quirúrgico público

Considera que ha funcionado mejor que el plan de choque que pretende la Consejería

Martes, 24 de septiembre de 2013, a las 18:22

Redacción. Valencia
La Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO-PV no comparte las afirmaciones realizadas durante el Debate de Política General por el presidente de la Generalitat Valenciana Alberto Fabra, respecto a que el autoconcierto no ha dado los resultados esperados.

Según los datos que baraja este sindicato, el programa de autoconcierto ha dado mejores resultados, pues podrían hacerse más de 50.000 intervenciones si la inversión realizada durante tres meses se realizara todo el año.

Esta afirmación del presidente de la Generalitat, explica el sindicato, no es más que un mero intento de buscar argumentos que justifiquen el Plan de Choque, sin embargo, las cifras están claras.  Atendiendo a los datos de que se dispone, si en 2011 se ejecutó el plan de choque íntegramente con una dotación de 22 millones de euros con un total de 27.400 intervenciones en la privada, y en el plan estival de este año 2013 se han destinado menos de 2 millones y se han realizado 4.770 intervenciones, si se extrapolan los datos del rendimiento obtenido en tan sólo tres meses, con una dotación similar a la de 2011, se podrían haber realizado más de 50.000 intervenciones en el ámbito público.

Esto demuestra, a juicio de CCOO, la conveniencia de reforzar el autoconcierto público, pues resulta más rentable. Para CCOO el anuncio del presidente estaba “cocinado” desde hacía varios meses por el propio consejero de Sanidad, Manuel LLombart, y, por eso, desde el sindicato afirman que resulta chocante que especialmente en tiempos de crisis no se busque la opción más rentable para las cuentas de la Generalitat Valenciana.

Por otra parte, y en relación con el anuncio del presidente de que los funcionarios percibirán la paga extra de diciembre, desde CCOO se recuerda que la Generalitat no tiene competencias para eliminar dicha retribución a los empleados públicos valencianos, pues sólo el Gobierno Central (como ya hiciera en 2012) podría hacerlo.