12 nov 2018 | Actualizado: 18:50

CCOO advierte de que hay un plazo de tres meses para convocar la carrera profesional de 2010

Insta a la Consejería de Sanidad a que se ponga “manos a la obra”

Martes, 04 de noviembre de 2014, a las 17:14
Redacción. Valladolid
El sindicato Comisiones Obreras ha advertido de que la Consejería de Sanidad tiene un plazo de tres meses para convocar la carrera profesional de 2010, tal y como establece un auto dictado por un juzgado el pasado mes de octubre en el que reclama que se haga efectiva la sentencia en este tiempo.

Pablo Vicente, secretario general de la FSS-CCOO en Castilla y León.

El sindicato ha insistido a la Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León para que se ponga "manos a la obra" de cara a activar la Carrera Profesional dentro de su plantilla.

En este marco, ha explicado que el pasado mes de julio un juzgado, a petición de CCOO, dictó una sentencia en la que obliga a Sanidad a convocar la citada carrera del año 2010, "ya ha transcurrido tiempo suficiente para que cumpla con ella, y aún no ha hecho nada".

Ante esta "sordera" administrativa, el Juzgado dictó el pasado mes de octubre un auto para que en un máximo de tres meses la Consejería haga efectiva su cumplimiento.

"Parece ser que esta Consejería sólo entiende la fuerza para que los trabajadores y trabajadoras podamos tener derechos. Ni por la vía de los juzgados quieren cumplir sus propias leyes, y todo para poder imponer su política privatizadora metiéndonos con calzador las Unidades de Gestión", ha asegurado el sindicato.

Comisiones ha señalado al consejero, Antonio María Sáez Aguado, y su equipo de gobierno como responsables de que se cerrara la carrera profesional al personal de Sacyl, se desmontaran las Comisiones de Evaluación y se eliminara todo el aparato administrativo que hacía posible no sólo las convocatorias, sino también los reconocimientos de quienes se trasladan de otros servicios de salud y no pueden acceder a la carrera porque nadie se reúne para que eso sea posible.

"En definitiva, todo un ejemplo de cómo hacer daño al empleado público", han aseverado la Federación de Sanidad.