Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Lunes a las 19:05

CCOO abandona el Pacto Nacional de Salud

Según el sindicato, se ha elminado aportaciones imprescindibles en la última versión

Jueves, 06 de febrero de 2014, a las 17:48
Redacción. Barcelona
Comisiones Obreras (CCOO) ha anunciado que abandona el Pacto Nacional de Salud por las “importantes discrepancias” con la última versión del documento, “en la que se han eliminado muchas de las aportaciones imprescindibles para garantizar un sistema sanitario público, universal, equitativo y de calidad”.

El sindicato considera que “se ha preferido elaborar un documento que intenta contentar a todos y que por este motivo no se incide en las carencias e ineficiencias del sistema”. Por ello, advierte de que “la propuesta de pacto no garantiza una sanidad de acceso universal, considerada como un derecho de ciudadanía , al no hacer referencia a la retirada de la condición previa de 3 meses de empadronamiento para tener derecho a la atención primaria en el caso de inmigrantes en situación irregular”. Asimismo, denuncia que se “considere el sistema de copagos como fuente de financiación”, que no se apueste “claramente por la transparencia”, que se suprima la propuesta de limitar los beneficios de las entidades privadas con ánimos de lucro, que no se compromete a la despolitización de la gestión del sistema y de los centros sanitarios, entre otras ideas.

En un comunicado emitido para comunicar la decisión, CCOO reitera: “defendemos una sanidad pública concebida como un derecho de ciudadanía , en la que es imprescindible un replanteamiento radical de todos los copagos , que en ningún caso deben tener finalidad recaudatoria ni significar una barrera de acceso . La cartera básica de prestaciones sanitarias debe ser elaborada siguiendo criterios técnicos y de acuerdo con la evidencia científica y con independencia de grupos de presión o intereses políticos. Asimismo , es imprescindible profesionalizar la gestión del sistema y de los centros sanitarios, los gestores deben ser nombrados siguiendo procedimientos públicos y reglados en base a criterios estrictamente profesionales y absolutamente independientes de la coyuntura política.