Redacción Médica
22 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00

Cataluña, Valencia, País Vasco y Galicia reclaman una reforma urgente del modelo sanitario

Los consejeros de Sanidad demandan un pacto político que asegure la sostenibilidad del SNS

Domingo, 23 de octubre de 2011, a las 21:30
Redacción. Barcelona
Los consejeros de sanidad de Cataluña, Valencia, País Vasco y Galicia han coincidido en reclamar una reforma urgente del modelo sanitario español, a nivel organizativo y de financiación con el objetivo de actualizarlo, hacerlo sostenible y eficiente. Ha sido en una mesa redonda del XVII Encuentro del sector de la tecnología sanitaria en Esade.

Los consejeros, minutos antes de comenzar sus intervenciones. De izquierda a derecha, Rafael Bengoa, titular de Sanidad del País Vasco; Pilar Farjas, consejera gallega; el consejero de Salud de Cataluña, Boi Ruiz, y Luis Rosado, el titular valenciano.


Rosado quiere una reforma integral del SNS

El consejero de Sanidad de la Generalitat Valenciana, Luis Rosado, ha sido contundente a la hora de señalar que "hay que cambiarlo casi todo", empezando por el modelo organizativo de la Administración que hace que el funcionamiento sea, a su juicio, "lento, multiplicado y garantista". En esta línea, ha pedido la introducción de criterios empresariales en la selección de cargos y de criterios de eficiencia, en lugar de garantistas, en las fórmulas de contratación, con la complicidad de los profesionales y la coparticipación de los ciudadanos. Rosado ha pedido un "gran pacto por la sanidad" precisamente en un momento falto de cohesión, y en esta línea ha pedido que no haya diferencias en la financiación de las comunidades autónomas (lo que ha dicho que es importante para Valencia y Catalunya porque sufren más retrasos en los pagos) y que todas se rijan por el principio de solidaridad. El consejero valenciano ha pedido también que las comunidades asuman juntas los riesgos, y así "al menos, todas tendrán los mismos problemas".

Boi Ruiz cita el copago “o tasas” para aumentar recursos

El consejero de Salud de la Generalitat, Boi Ruiz (CiU), también ha defendido un pacto político que sirva a los ciudadanos, y ha reiterado sus apuestas de conseguir más recursos para la sanidad, mediante medidas fiscales, copago o tasas, y gastar el dinero de forma más eficiente. "Las comunidades no son culpables de la sangría económica del país gestionando la sanidad", ha aseverado Ruiz, recordando que esta competencia la transfirió el Estado, que ha criticado que va aumentando la carga de obligaciones a las comunidades sin aportar los recursos para ello. Para ganar en eficiencia, ha planteado la necesidad de mejorar la "productividad de los hospitales", ganando en autonomía, otorgar a los profesionales potestad, además de autoridad, en materia de gobernanza, a cambio de rendir cuentas al sistema y hacer plantillas más flexibles.

Farjas apuesta por un modelo retributivo común

La consejera de Sanidad de la Xunta de Galicia, Pilar Farjas (PP), ha insistido en la necesidad de cambiar el modelo por otro más parecido en todas las comunidades, en materia de salarios a los sanitarios y de gasto farmacéutico: "Un modelo en el que no quepan los localismos desbocados ni la falta de equidad entre comunidades". A su juicio, un modelo retributivo común de los profesionales daría estabilidad al modelo sanitario español y evitaría competitividad entre comunidades. La consejera gallega ha advertido sobre las consecuencias que puede suponer un freno contundente en el sistema sanitario que, en su opinión, no podría soportar a la hora de garantizar su excelencia, que, según ella, radica en la capacidad de incorporar la innovación y el conocimiento.

Bengoa recuerda la importancia de redirigir el SNS hacia el crónico

Por su parte, el consejero de Sanidad y consumo del Gobierno Vasco, Rafael Bengoa, ha presumido de gestionar una situación más "serena", al margen de las presiones habituales, que implicará a lo sumo una reducción del 3 por ciento del gasto sanitario. En su discurso, ha puesto el acento en la creación de un nuevo modelo asistencial, enfocado a nuevas necesidades como son la atención de los pacientes crónicos, y ha descartado que una nueva inyección de recursos al sistema sanitario sirva a largo plazo para resolver el problema de fondo. Si se introduce el copago o medidas fiscales sin cambios estructurales, las empresas del sector ganarán más dinero, los políticos estarán más tranquilos, pero dentro de tres años el debate de la sostenibilidad y las patologías del sistema volverán a estar presentes, ha advertido. "Lo importante es acertar en el modelo asistencial para hacerlo bien", ha defendido, a la vez que ha hecho una apuesta por la introducción de las tecnologías acompañadas de un cambio del modelo organizativo, para que éstas sean útiles realmente.

La secretaria general de Fenin, Margarita Alfonsel, departió con los consejeros Farjas, Rosado y Ruiz.