15 nov 2018 | Actualizado: 15:45

Boi Ruiz: “La deuda sanitaria requiere un Pacto estatal”

Carmen Castro traslada también a Mato su preocupación por el déficit, acuciado por la insularidad

Lunes, 23 de enero de 2012, a las 22:32
María Márquez / Imagen: Diego S. Villasante. Madrid
La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, retomó ayer su contacto con consejeros de sanidad y asuntos sociales con las comunidades de Baleares y Cataluña. La mitad de titulares autonómicos ya han pasado por su despacho, y es que todo indica que antes de finales de mes sabremos la fecha del primer Consejo Interterritorial que liderará acompañada, como en estos encuentros, por la secretaria general de Sanidad, Pilar Farjas, y el secretario de Estado de Asuntos Sociales e Igualdad, Juan Manuel Moreno.

Con Carmen Castro, Boi Ruiz y Josep Lluís Cleries, ha repasado la deuda sanitaria de sus respectivas regiones, que urge un Pacto estatal en opinión del consejero Ruiz, y ha tomado nota sobre el estudio catalán acerca del futuro escenario financiero que requerirá la Ley de Dependencia. Hoy será el turno de la Comunidad Valenciana y Canarias.

La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad recibió a la consejera de Salud, Familia y Bienestar Social de Baleares, Carmen Castro, acompañada de la secretaria general, Pilar Farjas, y el secretario de Estado Juan Manuel Moreno.

Baleares le traslada sus “problemas” para hacer frente a una deuda 400 millones de euros

De "muy positivo" ha calificado la consejera de Salud, Familia y Bienestar Social, Carmen Castro, la reunión mantenida con la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. La titular balear ha asegurado que Ana Mato "conoce perfectamente" los diversos "problemas" de las Islas Baleares que trataron en el encuentro. Desde los pagos pendientes, que según Castro han sido solventados mediante un aumento del 3 por ciento del presupuesto autonómico, hasta la deuda que acumula el IB-Salut de 400 millones de euros, pasando por la insularidad, que afecta de forma especial a Formentera, Ibiza y Menorca, localidades que comparten circunstancias similares derivadas de la atención a la población flotante. Ante este análisis del panorama sanitario, Castro y Mato se han comprometido a "mantener la calidad asistencial pese a las medidas" para reducir el déficit autonómico.

Por otro lado, la consejera balear ha anunciado a la ministra su intención de "hacer cambios en la gestión del aborto". Esto se traduciría en atender a todas las mujeres en la sanidad pública, y "de no ser posible", el IB-Salut asumiría el pago a las clínicas privadas, tal y como ha explicado a los medios de comunicación Castro. En la práctica, supondría echar por tierra el 'concierto abierto' establecido por el anterior gobierno insular.

El secretario de Estado, Juan Manuel Moreno, la secretaria general, Pilar Farjas, y la ministra Ana Mato también recibieron a los consejeros de Salud y Bienestar Social y Familia de Cataluña, Boi Ruiz y Josep Lluís Cleries (dcha).


Boi Ruiz demanda un fondo estatal para facturar la asistencia a desplazados

El consejero de Salud de Cataluña, Boi Ruiz, se manifestó satisfecho tras la reunión con la ministra Ana Mato por su “muy buena acogida de compartir y dialogar con las autonomías para resolver lo antes posible los problemas”. En la conversación, Ruiz ha resaltado la dificultad ante la deuda “sanitaria y catalana” y ha demandado un fondo de compensación interterritorial “al que puedan facturar las comunidades por la atención a desplazados”. Para resolver en definitiva esta frágil situación económica en la que se encuentra el Sistema Nacional de Salud, el titular catalán apuesta por un Pacto estatal que contemple dicha deuda así como “todas las reformas necesarias en el SNS para poder garantizar su sostenibilidad”.

Temas más polémicos como el 'ticket moderador' no se han tocado, si bien el consejero aclaró que se trata de “una tasa administrativa para moderar la demanda y que nunca limitaría el acceso al medicamento, si no se dispone de ese euro, no será una limitación. El límite de la medida es lo que estamos negociando en este momento”, explicó.

Las cuentas de Cataluña y el Imserso no concuerdan en la aplicación de la Ley de Dependencia

El consejero de Bienestar Social y Familia de Cataluña, Josep Lluís Cleries, también ha calificado el encuentro de “muy cordial”, subrayando la “voluntad de cooperación mutua” manifestada por la ministra Ana Mato. Cleries priorizó dos temas de su departamento: la Ley de Dependencia y la violencia de género. En cuanto a la primera cuestión, han consensuado una comisión técnica que analice la sobrefinanciación de Cataluña en la aplicación de la norma que se sitúa, según el consejero, en un 65 por ciento frente al 23 por ciento de la aportación estatal. Cleries ha denunciado que los datos sobre los Programas Individuales de Atención (PIA) "no coinciden" con los del Imserso. El escenario de infrafinanciación actual les ha llevado a realizar un estudio económico “para los próximos años con la experiencia de estos cinco”, iniciativa que ha interesado a Mato tanto para el Ministerio como para compartir con otras autonomías.

Y en segundo lugar, Cleries ha abordado la preocupación catalana sobre la violencia de género, que se ha cebado de forma especial en esta autonomíaa durante los primeros días del año. El acuerdo ha sido “analizar los protocolos y trabajar conjuntamente”.