Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:30
Viernes, 03 de febrero de 2012, a las 18:01

La consejera de Salud, Carmen Castro, en un momento de la reunión con los representantes de la empresa concesionaria de transporte sanitario.

Redacción. Ibiza
La consejera de Salud, Familia y Bienestar Social, Carmen Castro, se ha reunido con representantes de la empresa concesionaria del transporte sanitario en las Pitiusas y Menorca, SSG, y les ha pedido que los conflictos con sus trabajadores no interfieran en la calidad del servicio prestado.

La reunión se enmarca dentro de la ronda de encuentros que Castro realiza con las partes implicadas en este conflicto. Según ha indicado la consejera, el objetivo de estos encuentros es “acercar las posturas de los trabajadores y la empresa adjudicataria y garantizar la asistencia sanitaria a los pacientes de las islas”.

La consejera ha valorado que ambas partes hayan “mostrado su voluntad de llegar a acuerdos”. Durante el encuentro con los trabajadores del pasado jueves, Castro realizó un llamamiento a las dos partes para que sus negociaciones “no interfieran en el traslado de enfermos”.

Desde el comité de empresa de SSG, Juan Manuel Pérez, destacaba, en declaraciones a Europa Press, que la reunión fue positiva ya que explicaron a Castro “todos los problemas que arrastramos con la empresa y cómo repercuten en los trabajadores y en la calidad del servicio”. El portavoz afirmó que “sólo quieren que se cumpla el convenio, la ley de riesgos y poder trabajar”.

Cerca de 30 trabajadores de la empresa Servicios Sociosanitarios Generales (SSG), se concentraban este martes frente al Consell de Ibiza reclamando mejoras en su situación laboral. Entre sus peticiones, recordaron que se les adeuda la paga extra de Navidad y explicaron que sufren coacciones ya que “algunos trabajadores no quieren firmar un acuerdo laboral que les perjudica”.

También criticaron que la empresa, alegando dificultades económicas, modificó hace un tiempo las condiciones laborales de sus trabajadores y así, aumentó las horas de servicio de los conductores de ambulancias, hasta 50 al mes en el caso de los eventuales.

Pérez también lamentó este martes que “hace meses que no se desinfectan los vehículos y que les descuentan de la nómina la limpieza de sus uniformes”.