Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 17:00

Castilla y León blinda su apuesta por la pública

El consejero Sáez Aguado apunta que en otras comunidades la discusión ha sido si es “mejor” la gestión privada o la pública, mientras que en Castilla y León se busca como mejorar el sistema público

Martes, 19 de febrero de 2013, a las 15:40

Redacción. Valladolid
Castilla y León ha rubricado este martes un manifiesto en defensa del mantenimiento del modelo de sanidad pública, universal y gratuita, de provisión y financiación pública y con gestión pública de la asistencia sanitaria. Este gran pacto por la sanidad pública está encabezado por la Consejería de Sanidad, que lo ha firmado el documento con sindicatos (CESM, Satse y Uscal), colegios profesionales (médicos, enfermeros, fisioterapeutas, odontólogos y estomatólogos, psicólogos, farmacéuticos, logopedas, podólogos, protésicos dentales, terapeutas ocupacionales, y ópticos y optometristas) y

El consejero de Sanidad, Antonio Sáez Aguado, acompañado por los firmantes del documento.

“A quienes suscribimos este documento, señalan, nos une la valoración del Sistema Nacional de Salud como uno de los logros de la sociedad española, así como la consideración del sistema público de salud de Castilla y León como uno de los principales factores de cohesión de nuestra comunidad y como el servicio público más apreciado y mejor valorado por los ciudadanos. Por eso aspiramos a mantenerlo y mejorarlo”.

Las organizaciones que suscriben este documento manifiestan la necesidad de mejorar el sistema con medidas que promuevan una mayor participación de los profesionales de la sanidad afianzando las condiciones en las que realizan su actividad, que mejoren la eficiencia y contribuyan a garantizar su sostenibilidad futura. Esto se logrará, según apuntan, a través del diálogo, el consenso y mediante la formalización de acuerdos para posibilitar los cambios que ayuden a consolidar y hacer sostenible el servicio público de salud.

Sáez Aguado: "El documento no aporta nada nuevo"

El consejero castellanoleonés ha reconocido que el documento "no aporta nada nuevo", sino que simplemente se refrenda el compromiso por mantener un modelo sanitario que, como ha apuntado, ha permitido a la Comunidad mejorar mucho en los últimos años. "Esta Comunidad es Castilla y León, no Madrid, ni Asturias, ni Castilla-La Mancha, ni Andalucía", ha recalcado.

No obstante, Sáez Aguado ha matizado que no quiere decir que la Consejería se "desmarca" de las políticas de otras comunidades autónomas gobernadas por el Partido Popular, ya que considera que el Ministerio "no marca" esas medidas sino que mantiene el planteamiento de un sistema de Sanidad "pública, universal y gratuita" que, a su juicio, debe "consolidar" el sistema en España. "No hay ninguna incompatibilidad con la política que desarrolla el Ministerio", ha añadido,

Para el consejero, el modelo público ha supuesto un "éxito" construido a lo largo de las últimas décadas, que ya está "incorporado al sector" y lo público afecta fundamentalmente a la financiación y a los servicios sanitarios. Sin embargo, ha apuntado que en todos los hospitales, no sólo en el de Burgos, se privatizan determinados servicios no asistenciales.

Sáez Aguado ha insistido en que el documento constituye un "elemento de responsabilidad" porque "más allá de las medidas de ajuste" el acuerdo se centra en el debate sobre el sistema. En este sentido, ha apuntado que en otras comunidades la discusión ha sido si es "mejor" la gestión privada o la pública, mientras que en Castilla y León se busca como mejorar el sistema público.

Así, el documento, que recuerda la situación "crítica" de la economía española y de Castilla y León que ha motivado unas medidas que han generado "un clima de malestar y, en ocasiones, de protestas en el sector sanitario, recoge tres puntos sobre los que los firmantes creen "preciso" pronunciarse para mantener el modelo sanitario y trasladar "certidumbre" a los profesionales.

El matiz de los sindicatos

El primero de los puntos precisamente muestra el compromiso con el mantenimiento de la sanidad pública, universal y gratuita, de provisión y financiación pública y con gestión pública de la asistencia sanitaria y servicios. Este aspecto es el único de los tres que cuenta con el respaldo expreso de las 52 organizaciones firmantes.

Sin embargo, los dos sindicatos --Satse y Sindicato de Auxiliares de Enfermerías (SAE)-- y las dos confederaciones --Unión Sindical de Castilla y León y Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM)-- han manifestado que no respaldan los otros dos puntos, pues consideran que afectan a aspectos que se deberían negociar en la Mesa Sectorial de la Sanidad.

Los dos puntos hacen referencia al compromiso con la mejora del sistema con medidas que promueven "una mayor participación de los profesionales de la sanidad afianzando las condiciones en que realizan la actividad y mejorando la eficiencia", y la apuesta por el "diálogo, el consenso y la formalización de acuerdos para posibilitar los cambios que ayuden a consolidar el Servicio".

El consejero se ha referido también a las tres organizaciones sindicales que no han suscrito el acuerdo por "sus razones" y ha subrayado que "seguro que coinciden en la apuesta por la Sanidad Pública". De este modo, se da respuesta al servicio "mejor valorado" por los ciudadanos, pese a que ha reconocido que existen otros "asuntos" sobre temas "salariales y condiciones laborales".

Por su parte, la secretaria del Sindicato Satse, Silvia Sáez ha manifestado que las organizaciones coinciden plenamente con la apuesta por el modelo público en Castilla y León cuando en comunidades limítrofes se ve que apunta "un cambio de modelo que puede afectar a los profesionales". Por ello, ha subrayado que los trabajadores de la Sanidad castellanoleonesa "ganan certidumbre".

Mientras tanto, el presidente del Consejo de Colegios Oficiales de Médicos de Castilla y León, José Luis Díaz Villarig, ha apuntado que el trabajo, a partir de ahora, se centrará por su parte en dos principios como el de garantizar el sistema público de Sanidad y la colaboración para acordar un Estatuto Jurídico del Médico.

"Los sacrificios deben terminar ya"

Díaz Villarig ha recalcado que los profesionales de la Comunidad ha mantenido siempre el compromiso con la salud de los ciudadanos, pero ha reconocido que se ha perdido "motivación", por los "sacrificios excesivos" a los que se ha sometido al sector y que, a su juicio, "deben terminar ya". Pero ha querido realizar un llamamiento para que la motivación "no dependa tan sólo de los salarios".

También ha querido acordarse de los sindicatos ausentes y ha aseverado que las organizaciones presentes son las "verdaderamente independientes y apolíticas" y ha advertido de que el documento firmado será "papel mojado" si no hay "un compromiso de arrimar el hombro todos", incluidos los ciudadanos.

El presidente de la Sociedad Castellanoleonesa de Médicos de Familia, Fernando García Martín, ha coincidido en ese término del "papel mojado" pues el documento, en su opinión, tiene que ser un "camino para salvaguardar el sistema".

García Martín ha manifestado que, con esta base, se podrá trabajar en objetivos como "aumentar y mejorar" la capacidad de los médicos y profesionales, así como la coordinación entre niveles mediante la optimización de los sistemas de información. También ha querido reclamar soluciones a la "precariedad" en la que se encuentran los profesionales recién formados y ha pedido la convocatoria de concursos-oposiciones y que no se amorticen las vacantes.

Por otro lado, Antonio María Sáez Aguado ha añadido que le gustaría que el compromiso pudiera plantearse en las Cortes de Castilla y León para que "lo compartan los grupos parlamentarios" pues hoy "ha quedado manifiesto que ya hay consenso profesional y entre los ciudadanos".