Redacción Médica
21 de septiembre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 12:15

Castilla y León contratará para investigar a los mejores MIR y EIR que acaben la residencia

La medida forma parte de un plan de actuaciones en 2015 dirigidas a los especialistas noveles

Sábado, 03 de enero de 2015, a las 17:37
Redacción. Valladolid
La Consejería de Sanidad de Castilla y León iniciará este año un programa con el que pretende reconocer a los mejores especialistas que acaben su formación, a los que ofrecerá un contrato y tratará de que se incorporen a la investigación. Así lo ha asegurado en una entrevista el consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, quien ha enmarcado esta iniciativa en las actuaciones en materia de recursos humanos que llevará a cabo su departamento, que en el primer trimestre del año pretende sacar una convocatoria de oposiciones para algo más de 1.000 plazas acompañada de un concurso de traslado previo.

Antonio María Sáez Aguado.

A esta convocatoria de empleo, se sumará como una de las iniciativas destacadas de este año la puesta en marcha de un programa de reconocimiento que contempla algunas actuaciones dirigidas a los residentes.

El titular de Sanidad ha concretado que el resultado de la especialización de un médico o enfermera, en este momento, es que al final “son especialistas”, pero lo que quiere su departamento es reconocer a “quienes mejor hayan hecho especialización, quienes mayor esfuerzo hayan hecho” mediante un programa de “posespecialización” para reforzar esta formación e intentar que estos profesionales se incorporen también a la investigación.

Esto se concretaría en una oferta de un contrato de tres años, que se ofrecerá a los mejores, para lo que ahora se trabaja en la definición de cómo se elegirá a estas personas, qué criterios se tendrán en cuenta y los apoyos con los que se contará como, entre otros, los de las sociedades científicas.

El programa, que será de aplicación a los que vayan a terminar la especialización en este año, persigue de algún modo también que "los mejores" se queden en la Comunidad, para lo que se trata de reconocer su esfuerzo, no con una "beca" a alguien que haya estado cinco años para formarse como cardiólogo, ha señalado Sáez Aguado, sino con un contrato de trabajo que sirva como atractivo para que la gente elija con más prioridad los hospitales de Castilla y León.

El consejero de Sanidad ha explicado que se pretende “prestigiar” y atraer a gente buena a Castilla y León, pero además ha incidido en que Sanidad es el sector donde más conocimiento se concentra, ya que a médicos, enfermeros y fisioterapeutas, cuando se incorporan a los estudios de grado, es a los que más nota se les exige, pero después hay una criba en las pruebas competitivas en las que también al final son los que mejor resultado obtienen los que primero entran y ahora se quiere concretar, con algo parecido, el programa dirigido a los mejores tras unos años de especialización.

Por otro lado, el departamento que dirige Sáez Aguado ha confirmado que se estudian otras modalidades de reconocimiento, como una parte que ya se ha concretado con un programa de intensificación para médicos o enfermeras que además de su trabajo, "atender a sus pacientes", realizan proyectos de investigación.

En este sentido, ha explicado que hasta ahora tenían que hacerlo de manera voluntaria quitándose horas de su descanso o compatibilizando su labor de la manera que pueden, pero este año 2014 a diez profesionales ya se les ha reconocido a los que mejores programas de investigación llevan a cabo y se les reduce un tercio su jornada y se les sustituye para que ese tiempo se lo puedan dedicar a investigación.

Fomento de la calidad

Además de esto, este año se intentará apoyar también una manera de reconocimiento y de poner en valor la cantidad de cosas que se hacen y no capaces de difundir en la sanidad castellanoleonesa.

En concreto, el consejero ha explicado que por ejemplo en Castilla y León hay uno de los tres ejemplos en España de un reconocimiento del máximo nivel de calidad de acuerdo con la fundación EFQM europea como es la Gerencia Integrada de Soria, “que además es toda la sanidad de Soria, los dos hospitales y toda la Primaria”, para lo que durante años se han presentado programas de calidad que han culminado en la obtención de este reconocimiento en 2014, un máximo nivel que además sólo tienen el Samur y el Hospital de Getafe.

“Hay que reconocerlo, hay que estimularlo, son programas complejos muy exigentes en las auditorías”, ha dicho el consejero, quien ha señalado que este año también la división de Enfermería del Hospital de León ha llegado al máximo reconocimiento (500+), y el Hospital del Bierzo al nivel 400, mientras que otros trabajan en otras líneas.
Por ello, quieren vincular estos reconocimientos a un programa de estímulo y de difusión porque la Consejería quiere que estas cosas “se reconozcan” porque a veces en los índices de reputación salen "mal parados".

“Estos programas de calidad miden e incorporan una cantidad de actuaciones muy grande”, ha señalado el consejero, quien ha puesto como ejemplo que se midan desde el protocolo de tratamiento de las úlceras al paciente encamado al de acogida al paciente cuando ingresa, pero al final integran toda la organización de un hospital o un centro de salud.

“No es una guinda que pongas a un hospital sino quiere decir que por dentro y en el día a día funciona con protocolos documentados, avalados y muy trabajados con profesionales”, ha añadido.