Redacción Médica
22 de septiembre de 2018 | Actualizado: Sábado a las 13:45

La Junta regula los nuevos requisitos para acceder a prestaciones de dependencia

Adapta su normativa a las reformas aprobadas en el Territorial de julio de 2012

Martes, 28 de mayo de 2013, a las 16:45

José Ignacio Echániz, consejero de Sanidad y Asuntos Sociales.

Redacción. Toledo
El Diario Oficial de Castilla-La Mancha ha publicado el decreto 26/2013 que regula el procedimiento para el reconocimiento de la situación de dependencia y del derecho a las prestaciones del Sistema de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a la Dependencia (SAAD) en la región. Esta norma incluye las medidas necesarias “para adaptar la normativa regional a la normativa estatal”, es decir, a los acuerdos adoptados en el Consejo Territorial del SAAD de julio de 2012, así como al Real Decreto-Ley 20/2012 de medidas para garantizar la estabilidad presupuestaria y de fomento de la competitividad.

Entre las medidas adoptadas en el citado Consejo Territorial y que afectan directamente al usuario destacan, entre otras, la rebaja del 15 por ciento en la prestación económica para cuidador familiar o la reorganización del baremo, eliminando los niveles en los que se dividía cada grado. Además, se decidió priorizar los servicios profesionales frente a las prestaciones para cuidador familiar, tal y como ya dictaba la ley de 2006, y se incluyó el patrimonio como elemento para determinar la capacidad económica del usuario, sumándose de esta manera a la renta.

Además, el texto señala que la intención del Gobierno regional es poner solución a “algunas desigualdades” que se vienen constatando “derivadas de los criterios de aplicación” de la llamada Ley de Dependencia. Entre estas “desigualdades”, la Junta destaca “procedimientos que se alargan en el tiempo más de lo esperado; el abono de retroactividades por situaciones no imputables directamente a la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha; la coexistencia de diferentes formas de resolver determinadas incidencias en el procedimiento o de priorizar actuaciones conforme a criterios de calidad, eficiencia y eficacia”.