17 nov 2018 | Actualizado: 19:00

3 de cada 10 sanitarios no se implica contra el tabaquismo

El porcentaje de médicos y enfermeras que ayudan a sus pacientes sube un 10% con la nueva ley, pero todavía hay sanitarios que no luchan proactivamente contra el tabaquismo

Martes, 24 de mayo de 2011, a las 14:38
Javier Leo / Fotografía: J.L. Tomás. Madrid
El 26 por ciento de los médicos y enfermeras de los centros de salud no ofrece consejo ni anima a sus pacientes a comenzar terapias de deshabituación tabáquica, según los resultados de una encuesta realizada por la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (Semfyc) entre más de 4.000 pacientes fumadores, ex fumadores y no fumadores.

Vidal Bachilón y Ana Pastor durante la presentación de los resultados.

A la pregunta de si en el último año algún profesional sanitario le ha aconsejado dejar de fumar, el 74 por ciento de los encuestados dice que sí ha recibido ayuda, un 10 por ciento más que en la encuesta de 2010, “lo que viene a demostrar que el efecto de la ley antitabaco alcanza a los médicos y enfermeras, que son conscientes de que el entorno actual puede favorecer aún más el abandono del hábito”, ha opinado la vicepresidenta de Semfyc, Ana Pastor.

Los resultados preliminares de esta encuesta, realizada entre mediados de marzo y principios de mayo de este año, se han presentado coincidiendo con la celebración estos días y hasta el 31 de mayo de la XII Semana sin Humo que, bajo el lema ‘No sigas ese tren ¡Desengánchate!’, pretende recordar a la población que los profesionales del primer nivel asistencial pueden ayudar a los interesados a dejar de fumar.

Cartel de la campaña de Semfyc.

Sobre las ayudas para dejar de fumar, los resultados revelan que el 71 por ciento de los fumadores cree que si se financiaran los fármacos para superar la adicción sería más fácil intentarlo con éxito. En este sentido, Vidal Barchilón, coordinador de la XII Semana sin Humo, aclara que el dato “probablemente” muestre un “exceso de expectativas” asociado al uso de los medicamentos, porque “la gran baza a la hora de dejarlo sigue siendo el esfuerzo individual, es decir, querer dejarlo, tener motivos y confianza en el cambio y saber cómo hacerlo. Los profesionales estamos para ayudarle a conseguirlo”.

El 88% va igual o más a los bares

Otros datos relevantes extraídos del estudio de Semfyc son que el 88 por ciento de las personas que participaron afirma que va igual (70%) o más (18%) a bares y restaurantes desde que se implantó la nueva ley antitabaco, datos que contradicen los ofrecidos por los hosteleros, que hablan de un “desplome” en el número de clientes, con sus consecuentes pérdidas económicas. A ello se suma que el 50 por ciento de los fumadores encuestados están en contra de que se vuelva a permitir fumar en los locales de ocio.

Además, desde 2009, cuando Semfyc comenzó a realizar esta encuesta, el porcentaje de fumadores que intentan dejar el hábito ha pasado del 25 por ciento en 2009 al 36 por ciento en 2011. El 31,5 por ciento cree que la ley se está cumpliendo “completamente” y el 61,5 por ciento opina que se cumple “bastante”. Asimismo, el 59 por ciento de los fumadores se plantearía dejarlo si le diagnosticaran una enfermedad grave asociada y el 86 por ciento afirma que la ley mejorará la salud general de los ciudadanos.