El responsable del Sescam cree que hay ser capaces de conseguir “que sea viable y que pueda seguir siendo la joya de la corona”



08 feb 2013. 12.35H
SE LEE EN 1 minuto

Redacción. Toledo
El director gerente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam), Luis Carretero, ha querido "dejar claro" a la población que la introducción de elementos de gestión privada no supone que el paciente "deje de tener una sanidad gratuita, de calidad y para todos", sino que éstos puedan mejorar la planificación sanitaria. "En sanidad tenemos el problema que se llevan a conceptos al extremo, creando alarma en la población sin motivo", ha afirmado el responsable del Sescam.

Carretero.

Por este motivo, ha abogado por "trabajar con la mente abierta" en un momento "tan importante" para el sistema sanitario español para así "ser capaces de conseguir que sea viable y que pueda seguir siendo la joya de la corona", al tiempo que ha apostado por no confrontar sanidad pública y sanidad privada, analizando lo "bueno" de las dos sistemas.

En esta línea, ha indicado que, a su juicio, la principal virtud de la sanidad pública es su "capacidad de aportar una red sanitaria integrada de primer nivel y de calidad para cualquier ciudadano", mientras que la de la privada es su "capacidad de adaptación y flexibilidad para continuamente sacar el máximo partido de los recursos". "Seamos capaces de mezclar lo bueno de uno y lo bueno de otro en beneficio de todos", ha sentenciado.


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.