Redacción Médica
18 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 19:05

Carmen Casero: “Los principios fundamentales del sistema sanitario, la equidad y el acceso, han sido absolutamente rotos”

“El paciente ha pasado a la parte de atrás, no ha sido prioritario en las políticas sanitarias de Barreda”

Miércoles, 20 de abril de 2011, a las 17:16

Enrique Pita/Imagen: Miguel Ángel Escobar. Toledo
Viceportavoz del Grupo Popular en las Cortes de Castilla-La Mancha, Carmen Casero ha sido la encargada durante los últimos cuatro años de mostrar la postura del PP en materia sanitaria en la región. Su labor, se ve reflejada en las cerca de 8.600 iniciativas entre comparecencias, debates generales, preguntas orales, petición de documentación que han presentado en la Comisión de Salud. Ahora, ante el proceso electoral que se avecina, la diputada popular analiza para Redacción Médica la actualidad sanitaria de la región y las apuestas de futuro de la candidatura de Maria Dolores Cospedal.

Llega el final de la legislatura y es tiempo de hacer valoraciones. ¿Qué opinión le merecen las políticas sanitarias durante estos cuatro años y cómo valora la actuación del consejero?

La política de estos años de gobierno de Barreda ha sido paralizadora, no solamente en el ámbito de las inversiones, donde hay ejemplos más que claros, como el nuevo Hospital de Toledo, que se alarga en el tiempo y no se da una respuesta a los ciudadanos, y también ha sido una política de enfrentamiento y de confrontación. Creo que todo colectivo sanitario, los grupos superiores y los grupos inferiores en cualquiera de las cualificaciones, han tenido motivos más que suficientes para tener un enfrentamiento con el Gobierno de Castilla-La Mancha.

“La política de Barreda en materia sanitaria ha sido paralizadora”

Otro de los problemas ha sido la nula política de recursos humanos que ha existido. Ha habido desde celadores, pasando por el colectivo de los médicos. El Gobierno de Barreda, en temas muy importantes, no ha acertado, no han tenido en cuenta los deseos, los anhelos, lo que los profesionales estaban reivindicando. Ha sido también una legislatura en la que el paciente ha pasado a la parte de atrás, no ha sido prioritario en las políticas sanitarias de Barreda.

Una característica dominante durante esta legislatura han sido los recortes sociales. No han sido protagonizados solo por Zapatero, sino que Barreda ha seguido a pies juntillas la política de recortes que empezó el Gobierno de España y que se han aplicado aquí en Castilla-La Mancha. Empezaron con 190 millones en concepto de anticipo sanitario que Zapatero no nos ha dado a los castellanomanchegos y también ha seguido Barreda con un plan de equilibrio económico-financiero que recorta en más de 200 millones las políticas sanitarias y también los recortes en estos presupuestos.

En cuanto a la actuación del consejero, no voy a valorar a nivel personal lo que es la actuación del consejero y tengo que englobarlo en esa política de recortes que ha seguido auspiciada y dirigida por el Gobierno de Barreda. Una política que en materia de Sanidad se ha dedicado a hacer mucho papel couché, mucho papel caro, en revistas, como últimamente han inundado los hogares de Castilla-La Mancha. Pero creo que la gente sabe qué está ocurriendo y que cuando llega una revista de las del Gobierno socialista en la que hablan de listas de espera, y hablamos de pacientes que por poner algún caso en Oftalmología en Toledo están esperando más de 9 meses o en el Hospital de Tomelloso o en el de Alcázar de San Juan, los ciudadanos saben que tenemos un Gobierno que les miente.

¿Y respecto a la actividad de la Comisión de Salud?

La actividad del Partido Popular ha sido muy positiva, hemos presentado cerca de 8.600 iniciativas entre comparecencias, debates generales, preguntas orales, petición de documentación, etc.

Pero la Comisión de Salud no ha tenido importancia para el PSOE. Fíjese que la propia Ley de Garantías en Atención Especializada obliga al Gobierno a comparecer en el primer trimestre de cada año para explicar qué listas de espera hay en Castilla-La Mancha y cómo se va a solucionar y el PSOE ha incumplido sistemáticamente este acuerdo. Por lo tanto, una de las características de la legislatura ha sido no darle importancia a las instituciones, la falta de trasparencia, e impedir en muchas ocasiones el trabajo del Grupo Parlamentario Popular.

Según los datos presentados por el Gobierno regional, la situación de la Sanidad es notable. Sin embargo, ustedes denuncian muchos puntos negros en la gestión y la situación de la propia sanidad. ¿Cuáles son esos puntos negros?

La Sanidad para el Gobierno socialista tiene efectivamente esa nota, pero también tengo que criticar, y esta es una de las propuestas de Cospedal y del PP de Castilla-La Mancha, que los elementos para poder enjuiciar y valorar la calidad de la Sanidad en Castilla-La Mancha no pueden ponerlos también quienes están gobernando, y en estos momentos esos barómetros los hacen fundaciones que forman parte del Gobierno socialista de Castilla-La Mancha. El PP propone que la valoración y esa trasparencia en la gestión y por tanto la evaluación de los servicios sanitarios no se haga desde el propio Gobierno para tener más elementos de juicio.

Hemos denunciado en muchas ocasiones carencias gravísimas en la Sanidad de Castilla-La Mancha, como por ejemplo que solamente hay dos servicios de Cirugía Pediátrica, en Toledo y en Albacete; que hay un servicio único de Cirugía Cardiaca aquí en Toledo; las unidades de Hematología, de Cuidados Paliativos, de Dolor…hay muchísimas carencias. Y, desde luego, el medio rural, que para nosotros es fundamental, y así lo cree Cospedal, y lo llevaremos en nuestro programa electoral. En este mundo rural se ha ahondado mucho más en las diferencias que existen a la hora de acceder a los servicios sanitarios en relación con las personas que viven en las ciudades. Esto ha hecho, creo, que los principios fundamentales del sistema sanitario, la equidad y el acceso, hayan sido absolutamente rotos, pero no solo en las grandes ciudades, sino también en las provincias hay un déficit entre la atención que recibe un conquense, la que recibe un albaceteño, la que recibe un toledano, y nosotros pensamos que debemos trabajar en ese sentido, y esa es la apuesta de Cospedal: que la equidad y la igualdad a la hora de la prestación de los servicios sanitarios sea desde luego algo importante en el futuro Gobierno de Castilla-La Mancha del Partido Popular.

“Hemos denunciado carencias gravísimas en la Sanidad regional”

Hablando de propuestas y apuestas de futuro, una de las que ha hecho el PP ha sido anunciar un futuro convenio marco con la Comunidad de Madrid en caso de ganar las elecciones de mayo. ¿En qué debe consistir este pacto?

Efectivamente creamos una comisión mixta entre la Comunidad de Madrid y Castilla-La Mancha en la que la presidenta Cospedal y el consejero Lasquetty tuvieron ocasión de poner las primeras piedras de ese futuro convenio, porque tenemos que ser conscientes de que hay muchos pueblos en Toledo y en Guadalajara que están más cerca de hospitales de la Comunidad de Madrid que de centros sanitarios de Castilla-La Mancha. Esto, que es algo normal y habitual, la colaboración entre comunidades autónomas, ha sido muy difícil con el Gobierno de Barreda porque se caracteriza por la radicalidad y en este sentido también han despreciado la ayuda de la Comunidad de Madrid. Es algo que no se entiende y creemos que, no sólo hay que colaborar con la Comunidad de Madrid, sino con las comunidades limítrofes independientemente de los gobiernos que haya en cada autonomía porque no se puede poner puertas a la atención sanitaria de los ciudadanos. Esa es una de las cuestiones que María Dolores Cospedal abandera y que forma parte del programa electoral que tenemos prácticamente perfilado.

Existen convenios con otras autonomías, pero concretamente con Madrid no ha sido posible plasmarlo y yo lo achaco a ese virus que tienen algunas veces los dirigentes socialistas en Castilla-La Mancha cuando se habla de la Comunidad de Madrid. Le voy a decir una cosa todavía más grave, y es que no quiero pensar que el cese de la hermana del consejero Lasquetty como jefa de Servicio en el Hospital de La Mancha Centro esté también una cuestión ideológica, porque entonces estaríamos hablando de una izquierda aún más radical en nuestra tierra.

Creo que la colaboración entre autonomías, y así lo cree Cospedal, es fundamental. Vamos a poner en marcha ese pacto, no solamente para que los castellanomanchegos puedan ir a la Comunidad de Madrid y exista fluidez en las relaciones, sino también para que los ciudadanos de Madrid puedan usar la Sanidad de Castilla-La Mancha.

Sin embargo, sí que hay acuerdos en materia sanitaria con Castilla y León o con Valencia. ¿Por qué Madrid no y otras autonomías gobernadas por el PP sí?

Entiendo, como le decía antes, que es puntualmente con la Comunidad de Madrid. Creo que ese izquierdismo del que hacen gala los gobernantes socialistas en Castilla-La Mancha tiene mucho que ver en esa situación que padecen los ciudadanos a causa del Gobierno de Barreda.

Creemos, y Cospedal se mantiene firme en esos planteamientos, que independientemente del gobierno de cada autonomía, los ciudadanos tenemos derecho a esa prestación sanitaria pública y de calidad y por lo tanto vamos a romper esas barreras que ha levantado el Gobierno de Barreda.

Una de las banderas del Gobierno de José María Barreda ha sido la aplicación de la Ley de Dependencia...

Han sido los ayuntamientos de Castilla-La Mancha los que, sensibilizados con el retraso que se tiene a la hora de aprobar los expedientes de los mayores, de los dependientes que necesitan la aplicación de la Ley y por tanto esa prestación, se han puesto en marcha para que no hubiera demora.

Ya hemos padecido, en ese decreto del Gobierno de Zapatero con el que ha estado de acuerdo el Gobierno de Barreda, la supresión de la retroactividad. Esa crisis económica que padecemos en Castilla-La Mancha también ha hecho mella en la aplicación de la Ley de Dependencia y en los últimos meses se ha denunciado que ha habido dependientes que por la mala gestión del Gobierno de Barreda han estado tres meses sin cobrar la prestación.

Carmen Casero defiende la necesidad de un convenio con la Comunidad de Madrid.

Además, no ha sido una Ley que haya servido para crear nuevos yacimientos de empleo, para que se hubieran detectado yacimientos en ese sentido y para que hubiera habido nuevas oportunidades para muchas mujeres, para muchos hombres. Hemos sabido también que hay muchas residencias a las que se adeudan cantidades importantísimas de dinero, no solo aquellas que dependen de las fundaciones católicas sino también empresas privadas. Creo que es un zarpazo más en este sentido, y por lo tanto hay muchas luces y muchas sombras en la aplicación de la Ley de Dependencia y esos recortes sociales se están dejando ver también en algo fundamental para muchas personas.

Uno de los aspectos que siempre llega a primera línea del debate sanitario es el copago. En las últimas semanas, a raíz de unas declaraciones del presidente de Murcia, este debate vuelve. El PSOE acusa al PP de que su modelo es el modelo Alzira, pero Leandro Esteban, portavoz del PP, aseguró que no son partidarios del copago. ¿Con qué debe quedarse el ciudadano?

Hay que puntualizar. Es el mal llamado copago, porque todos copagamos ya la sanidad vía impuestos. Pero tengo que decir una cosa, en Castilla-La Mancha la delegada de Salud y Bienestar Social en la provincia de Albacete se mostró partidaria del copago y aquí no salió nadie a decirle si era cierto o no que el Gobierno de Castilla-La Mancha estaba pensando en el copago como una fórmula para financiar la Sanidad.

Cospedal, el presidente nacional del partido, Mariano Rajoy, o Ana Pastor, han dicho que no estamos a favor del copago porque además en una situación de crisis económica sería como un impuesto revolucionario a las economías domésticas, ya de por sí muy perjudicadas por la situación que tenemos.

Pero también quiero dejar claro que los que ahora hacen del copago y acusan al PP deberían ver cómo están gestionando y qué están haciendo en sus respectivas comunidades autónomas. Aquí en Castilla-La Mancha, cerca o más del 20 por ciento se está destinando ya a conciertos con entidades privadas, lo que ocurre es que no lo dicen o intentan maquillar ya algunas cuestiones para que los ciudadanos no puedan ver esa doble moral que tiene el presidente Barreda y el Gobierno del PSOE.

En definitiva, copago no, lo han dejado claro Cospedal y Rajoy, y lo que los demás quieran decir será demagogia barata.

Entre los problemas de la sanidad, no sólo castellanomanchega sino nacional, destaca la falta de facultativos. En Castilla-La Mancha el Gobierno intenta subsanar este problema con la facultad de Medicina de Ciudad Real y con los nuevos hospitales universitarios. ¿Considera que esta es una medida buena de cara a garantizar que Castilla-La Mancha contará con los facultativos que necesita? ¿Qué habría que hacer para atraer a la región a los facultativos que son necesarios?

Todas las autonomías se quejan de esa falta de facultativos, pero Castilla-La Mancha es la última en la ratio de médicos por habitante, eso es una realidad que todos conocemos. Y es también una realidad que el Gobierno regional se ha dedicado a hacer una política de ladrillo y ha obviado lo principal, que es la política de recursos humanos. En estos días, los últimos MIR han estado solicitando dónde quieren hacer esa residencia y a mí me alegraría que fuera Castilla-La Mancha uno de los destinos más solicitados por los nuevos MIR, pero tengo que lamentar que esto no es así.

Decía el anterior gerente del Sescam que en Castilla-La Mancha hay un déficit de 400 médicos. Yo no sé cómo hacen esas cuentas cuando no han abordado tampoco un plan de ordenación de recursos humanos de una manera seria y rigurosa. Estamos en una región en la que, desgraciadamente, también estamos atrás en otros indicadores muy importantes. Si en Sanidad se hiciera un informe, por poner un ejemplo, como se hace en Educación con el Informe PISA, pues estoy segura de que el presidente Barreda tampoco querría participar en ese informe porque dejaría en evidencia lo que es una realidad en Castilla-La Mancha, que es un déficit muy importante en contratación de facultativos.

¿Qué ocurre? Pues que tampoco se ha trabajado en esa política de recursos humanos de una manera global. Tampoco se ha trabajado en mejorar de una manera eficaz en comunicaciones. Y por eso hay en Castilla-La Mancha dos velocidades: el mundo rural y el mundo urbano. Tampoco se ha hecho nada para que haya incentivos a la hora de poder investigar en I+D+i para que nuestros profesionales tengan también un horizonte en ese sentido. La conciliación de la vida familiar y laboral, que se les llena la boca, también ha sido una quimera y no ha sido realidad. Por lo tanto, no se ha abordado un paquete de medidas eficaces para ser atractivos, no solamente a la hora prestar los servicios sino también en otras cuestiones y de que se fije población en Castilla-La Mancha y los médicos que están quieran quedarse, que también es un problema grave, y que los que no están quieran venir.

Por lo tanto, nosotros vamos a plantear un paquete de medidas para hacerlo atractivo y desde luego abordar ese Plan de ordenación de recursos humanos al que se comprometió Barreda con los sindicatos pero que también es un incumplimiento más que importante.

Otro de los aspectos que en los últimos días está en primera línea es la modificación del programa de prescripción de medicamentos del Sescam que ha soliviantado a empresarios, distribuidores. ¿Esta propuesta es acertada?

Lo hacen todo de espaldas a los profesionales. Barreda no solamente no ha tenido en cuenta al PP, a la oposición, sino que también ningunea de manera muy importante a los profesionales, algo que ha denunciado también el Colegio de Médicos de Toledo. Son 141 medicamentos eliminados de golpe de la prescripción, y creemos en el PP que esto va en contra de la libertad de prescripción. Pero además puede crear problemas muy graves a los ciudadanos, sobre todo a aquellos que tienen enfermedades crónicas y que tienen que tomar un determinado medicamento.

La política de Barreda es así, no se cuenta con nadie. Nosotros, y desde luego lo vamos a incorporar a nuestro programa electoral, creemos que es fundamental contar con los profesionales. Dese cuenta que la industria farmacéutica, el mundo farmacéutico, ha sido uno de los grandes afectados por los recortes del decretazo de Zapatero, y claro, aquí en Castilla-La Mancha también están muy afectados los farmacéuticos del mundo rural. Y el Gobierno regional, que luego critica al Gobierno de Galicia o de otras autonomías, hace con una mano lo que precisamente critica con la otra. Pero a nosotros no nos sorprende que esa sea la actitud de Barreda. Creo que hay que hablar con los agentes implicados, es muy importante el diálogo. Esa es la propuesta de Cospedal.

A nivel de infraestructuras, y de prestación de servicios, ¿qué necesidades más acuciantes tiene el sistema sanitario público en Castilla-La Mancha?

En este momento, le voy a ser sincera porque así lo dice la presidenta de mi partido, lo que más nos preocupa es que los trabajadores cobren la nómina en la situación en la que nos encontramos en este momento porque el despilfarro ha sido una de las características de la administración sanitaria.

Pero hablando de las diferencias entre provincias, falta una cartera de servicios homogénea entre todas las provincias de la región. Creo que esto supone una carencia que hace que no se acceda igual en Castilla-La Mancha a la prestación de los servicios sanitarios.

Además, que podamos tener más servicios. Independientemente de la crisis económica que tenemos, creo que el Sescam tiene en este momento una burocratización excesiva que hace que los verdaderos problemas no se vean. La Atención Primaria requiere de una reforma integral de arriba abajo, así como el sistema de Urgencias. Y, sobre todo, devolverle al paciente el protagonismo que ha perdido en los últimos años.

Las grandes infraestructuras anunciadas por el PSOE, de las que han vivido de las rentas en esto años, como el nuevo Hospital de Toledo, la ampliación del de Guadalajara, el nuevo de Cuenca, el de Albacete, creo que tienen que ser garantizadas por los próximos gobiernos.

Pero insisto, lo más importante es que los profesionales vean en el Gobierno de Cospedal y del PP una garantía en el cobro de sus nóminas y de que vamos a luchar sin cuartel por esas listas de espera escandalosas que tiene en algunas especialidades Castilla-La Mancha.

Entre las medidas contra la crisis por las que apostó el Gobierno de Barreda se cuenta la unificación de Fislem, Fiscam y Fucamdi en la Fundación Sociosanitaria. ¿Ha servido para algo? Pensando en un posible Gobierno del PP, ¿mantendrán esta unificación o van a apostar por un modelo distinto?

Pues mire, forman parte de esas fundaciones que tiene el Gobierno socialista de Castilla-La Mancha. En esa Ley de reordenación del sector público se han eliminado algunas de ellas, pero nosotros también hubiéramos sido más austeros en determinados aspectos.

Tengo que lamentar lo relacionado con la fundación dedicada a la investigación en Castilla-La Mancha. No es que estemos en el furgón de cola, es que no somos ni furgón en esa cola en materia de investigación. En relación con esta fundación, ha habido irregularidades detectadas por el Tribunal de Cuentas en materia de contratación. Estamos hablando de algo fundamental, porque toda Comunidad Autónoma que quiera tener prestigio tiene que invertir y tener a grandes investigadores. No ha habido tampoco una apuesta seria en esta materia, no se han materializado convenios con el Instituto de Salud Carlos III y los socialistas han desaprovechado una oportunidad importantísima con la Fundación del Hospital de Parapléjicos.

Nosotros tenemos muy claro, y así lo dice la presidenta de mi partido, que sin investigación no puede haber desarrollo y no puede haber avances en medicina, y por lo tanto vamos a apostar por ello. Si el Gobierno de Barreda hubiera querido apostar por una investigación de calidad y por formar parte de verdad y ser una referencia junto a otras unidades de referencia a nivel nacional que están en la Comunidad de Madrid, desde luego tenían que haber creado una carrera profesional que no existe para los investigadores aquí en Castilla-La Mancha.

El PP sí que va a apostar por ello en la medida en que el nuevo panorama de crisis económica obligue a apostar más o menos en función de las necesidades. Pero tenemos claro que Cospedal va a apostar por la investigación y el desarrollo.

Si usted sale a la calle y le pregunta a un ciudadano qué es Fucamdi, qué es Fiscam, creo que no sabrá de lo que estamos hablando. Creo que a los ciudadanos hay que darle en prestación de servicios esas apuestas que nosotros vamos a hacer y que perciban mejor y en primera persona la apuesta. Por lo tanto, desde el PP apostaremos por aquellas fundaciones que el ciudadano detecte que están trabajando por Castilla-La Mancha.