13 dic 2018 | Actualizado: 21:30

Carlos Amaya se despide del sindicalismo médico español

Desde el sindicato afirman que Amaya “ha pagado con Amyts su fracaso en las elecciones al COM de Madrid” y que se va “haciendo mucho daño”

vie 16 septiembre 2011. 16.34H
Javier Leo. Madrid

Carlos Amaya.

Carlos Amaya deja la acción sindical médica española después de que la Asociación de Médicos y Titulados Superiores de Madrid (Amyts) le haya retirado la dispensa laboral por “distanciamiento” y “ausencia de colaboración” con el sindicato. El propio Amaya ha confirmado a Redacción Médica su baja en Amyts y, por consecuencia, en la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM), por no estar de acuerdo con la línea de actuación del sindicato, “basada en la confrontación continua” con la Consejería de Sanidad de Madrid, la excesiva “burocratización” de los procedimientos y la “falta de contacto con las bases”.

Para Amaya, este distanciamiento con los “médicos de la calle” ha sido el principal motivo de que en las últimas elecciones Amyts pasara de obtener 55 a 33 delegados. Sobre su baja como liberado sindical, ha explicado que él mismo decidió alejarse de los órganos de decisión cuando se renovó la dirección de Amyts y se comenzó a “no tener en cuenta” sus propuestas y el sindicato “dejó de aportarme nada positivo como médico”. A este respecto, Amaya ha criticado que se le retirara su dispensa laboral cuando “otros compañeros la han mantenido trabajando como secretarios”.

“He cumplido toda una época. Cuando llegué en 1992 teníamos 30 afiliados y ahora somos más de 3.000”, ha afirmado. Así, el ya ex miembro de Amyts (desde el pasado 1 de septiembre) y actual vicepresidente de la Federación Europea de Médicos Asalariados (FEMS), ha expresado que su intención ahora es la de reincorporarse a la actividad médica en el Hospital madrileño de La Paz como neurocirujano y la de agotar su cargo en el sindicato europeo para, acto seguido, dejar la acción sindical en todos sus frentes.

Ezquerra defiende su decisión

Julián Ezquerra, secretario general de Amyts.

Redacción Médica también ha querido saber la opinión de Julián Ezquerra, secretario general de Amyts, acerca de la marcha de uno de sus ilustres. De este modo, Ezquerra ha aseverado que Amaya “ha pagado con Amyts su fracaso en las elecciones al Colegio Oficial de Médicos de Madrid”, después de las cuales hubo un “cambio radical en su actitud hacia el sindicato” porque “creyó que sería una elección, fácil, rápida y sencilla y no supo asumir su derrota”.

Además, “se ha encontrado (Amaya) con que no todo lo que decía en el sindicato se seguía a pies juntillas y con que lo que él llama burocratización no es más que la participación de todos y no solo el mandato de uno”, ha argumentado Ezquerra. En esta misma línea, ha aclarado que la “confrontación” con la Consejería de Sanidad madrileña “se trata tan solo de la publicación de las diferencias sindicales con la Administración y la denuncia de sus dislates y tropelías”.

Sobre la retirada de la dispensa laboral, el secretario general de Amyts ha asegurado que “se le dio la posibilidad de continuar como miembro permanente del Consejo Asesor, opción que él rechazó”. “Hemos mantenido su dispensa hasta que se ha convertido en inviable por las actuales restricciones de la Comunidad de Madrid”, ha asegurado. Para Ezquerra, “Carlos Amaya es una persona muy querida y nos da mucha pena que nos deje, pero nos está haciendo mucho daño con sus palabras de despedida”.