Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 09:20

Cantabria concluye la implantación de la receta electrónica en AP

En breve comenzarán las pruebas de conexión con el resto de CCAA

Jueves, 05 de enero de 2012, a las 10:46

Redacción. Santander
Cantabria ha culminado el proceso de implantación de la receta electrónica en Atención Primaria, lo que supone que el cien por cien de los profesionales sanitarios de los centros y consultorios ya utiliza este sistema de prescripción de medicamentos al que están conectadas, además, todas las farmacias de la región (256), salvo una en Valle de Villaverde.

Conexión con otras comunidades

Sáenz de Buruaga.

Con la integración de la zona de salud de Liébana, se ha alcanzado también la cobertura del total de la población cántabra, según el calendario establecido, con un alto grado de satisfacción en profesionales y pacientes, ya que supone una mejora de calidad, seguridad y eficiencia en la utilización de  medicamentos. De hecho, en septiembre de 2011, de las 495.714 prescripciones emitidas, más del
55 por ciento ya se realizaron por el sistema de receta electrónica.

La vicepresidenta y consejera de Sanidad y Servicios Sociales, María José Sáenz de Buruaga, ha subrayado que un instrumento como la receta electrónica tiene una “importancia trascendental” en el proyecto del Gobierno de Cantabria, centrado en el paciente y asentado en la gestión; en la integración de niveles y la continuidad de cuidados en el ámbito asistencial y en la racionalización de gastos y reducción de ineficiencias en el ámbito de la organización.

Una vez concluida su implantación en Atención Primaria, Cantabria está en condiciones de comenzar las pruebas de conexión con la receta electrónica de otras comunidades autónomas. Así, la Consejería de Sanidad y Servicios Sociales cumplirá con antelación el objetivo fijado a nivel nacional en el RD 9/2011, que establece en enero de 2013 la fecha máxima para que las autonomías tengan sus sistemas conectados a todo el Sistema Nacional de Salud. Entonces será posible que los ciudadanos, con su
tarjeta sanitaria, puedan retirar con la receta electrónica sus medicamentos en una farmacia situada en una comunidad distinta a aquella en la que se ha prescrito el fármaco.

Además, a lo largo de los próximos meses se va a llevar a cabo una labor de información al paciente sobre el uso y funcionamiento de la receta electrónica, a través de un “Decálogo de Receta Electrónica” que se distribuirá mediante las oficinas de farmacia y de los centros de salud del Servicio Cántabro de Salud.

En 2012, implantación en hospitales

El siguiente paso será la expansión de la receta electrónica en los hospitales, mediante el acceso de los profesionales sanitarios de la atención hospitalaria al sistema de receta electrónica, logrando así la historia farmacoterapéutica única por paciente en la comunidad.

En concreto, está previsto que en 2012 comiencen las pruebas de receta electrónica en determinados servicios hospitalarios como proyecto piloto y, una vez finalicen, este sistema de prescripción se implantará, de manera simultánea, en los tres hospitales de la región.