Redacción Médica
19 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 19:05

Caja Vital y la Fundación Sociosanitaria de Castilla-La Mancha lucharán juntas contra el estigma de las enfermedades mentales

El Gobierno de Barreda intenta favorecer la integración laboral y social de estos pacientes

Martes, 11 de enero de 2011, a las 18:23

Redacción. Toledo
Un mensaje se ha venido repitiendo en las últimas semanas por parte de diversos responsables de la Consejería de Salud y Bienestar Social, incluido el propio consejero, Fernando Lamata, para tratar de concienciar a la sociedad con respecto a las enfermedades mentales. Concretando más, lo que quiere conseguir el Gobierno regional es acabar con el estigma que persigue a los pacientes de estas enfermedades, lo que favorecería su integración social y laboral.

Esteban Carlos García, a la izquierda, y José Antonio Contreras, tras la firma del convenio.

Dentro de estas políticas, buscando la complicidad de los distintos agentes sociales, se ha firmado un convenio de colaboración entre la Fundación Sociosanitaria de Castilla-La Mancha, resultado de la fusión de las fundaciones Fislem, Fiscam y Fucamdi, y la Caja de Vitoria y Álava (Caja Vital).

Suscrito por el director de la Fundación, José Antonio Contreras, y el director de la entidad financiera en Toledo, Esteban Carlos García, este acuerdo tiene como fin la puesta en marcha y realización de acciones encaminadas a la concienciación social sobre la enfermedad mental, así como a la lucha contra el estigma que arrastra históricamente este colectivo.

Encuesta sobre la estigmatización

Hace unas semanas, el consejero de Salud y Bienestar Social, Fernando Lamata, presentó la encuesta sobre el estigma social en Castilla-La Mancha, realizada por la antigua fundación Fiscam, en la que apunta que los ciudadanos de la región rechazan el estereotipo de que las personas con enfermedad mental son agresivas o peligrosas.

Este mismo estudio, entre otros datos relevantes, señala también que en la sociedad castellano-manchega se aprecia un alto nivel de aceptación y normalización en la relación con un enfermo mental, como lo demuestra que una amplia mayoría de los encuestados no muestre ninguna vergüenza hacia la posibilidad de padecer esta patología.

Este informe, que forma parte de las actuaciones realizadas por el Gobierno regional para la eliminación del estigma social, pone de manifiesto el apoyo del Ejecutivo de Castilla-La Mancha a las personas con enfermedad mental y sus familiares, y su compromiso con esta meta a través del desarrollo de campañas de sensibilización, proyectos de investigación y actividades de formación.