18 nov 2018 | Actualizado: 19:00

Buruaga muestra el “apoyo firme” del Gobierno regional al actual modelo de farmacia

La consejera de Sanidad participa en la celebración del centenario del Colegio de Farmacéuticos

Martes, 12 de marzo de 2013, a las 17:44

Redacción. Santander
La vicepresidenta y consejera de Sanidad y Servicios Sociales, María José Sáenz de Buruaga, ha mostrado hoy el “apoyo firme y decidido del Gobierno de Cantabria al actual sistema español de farmacia” y ha apelado “a la necesidad de seguir sumando esfuerzos”. Además, ha reconocido “el grado de responsabilidad de la farmacia”  y su contribución “al éxito de la reformas estructurales y políticas de racionalización llamadas a contribuir a la contención de nuestra factura pública de medicamentos”.

De izq. a dcha, José Francisco Díaz Ruiz., director general de Salud Pública; Marta Fernández Teijeiro, presidenta del Colegio de Farmacéuticos; María José Sáenz de Buruaga, consejera de Sanidad y Servicios Sociales; Tomás Cobo, presidente del Colegio de Médicos; y Carlos León, director general de Ordenación y Atención Sanitaria.

Sáenz de Buruaga ha hecho estas declaraciones durante la clausura de la jornada ‘El paciente, eje de la actividad del farmacéutico’, celebrada en el Parlamento de Cantabria, con motivo del centenario del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Cantabria, y en la que ha participado, además, la presidenta del Colegio, Marta Fernández Teijeiro; el presidente del Parlamento de Cantabria, José Antonio Cagigas, y María Dolores Navarro, en representación del Foro Europeo de Pacientes.

Durante su intervención, la consejera ha defendido el modelo actual de farmacia, “un potente instrumento de cohesión social y territorial”, que no debería verse comprometido “por un cambio de modelo que no asegura de antemano las mismas ventajas para los ciudadanos y el sistema, que no producirá ningún ahorro en el gasto público de medicamentos y que, por el contrario, puede abocar a un claro deterioro en la prestación farmacéutica”.

La consejera ha precisado que la ratio de 2.310 habitantes por farmacia “asegura un cierto grado de sostenibilidad en la mayoría de las farmacias”, con una distribución territorial que garantiza que el 99 por ciento de la población dispone de una farmacia donde vive.