Redacción Médica
23 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 16:10

Burgueño: “Los nuevos hospitales han evitado el caos”

Defiende que los centros han compensado la demanda de atención en las urgencias

Miércoles, 17 de abril de 2013, a las 22:17

Redacción. Madrid
El director general de Hospitales de la Comunidad de Madrid, Antonio Burgueño, ha asegurado este miércoles que, con los nuevos hospitales que se han construido en la Comunidad de Madrid, se ha evitado el “caos” en la sanidad pública madrileña.

Antonio Burgueño.

Burgueño se ha expresado de esta guisa en la Comisión de Sanidad de la Asamblea de Madrid,  a petición del diputado de UPyD, Enrique Normand, que le ha preguntado por el impacto de los hospitales de Torrejón de Ardoz y el Rey Juan Carlos de Móstoles en los ya existentes.

En su intervención, Burgueño ha defendido la construcción de estos dos centros, ya que, en su opinión, el de Alcalá de Henares, antes de la llegada del de Torrejón, era un centro “mal diseñado” y “disforme”, y el de Móstoles, era un centro “sobredemandado”.

En el caso de las urgencias, se ha preguntado cómo atendería el Gregorio Marañón 402.000 urgencias sin el Infanta Leonor y el Hospital del Sureste o el de La Paz, y 315.000 sin la ayuda del Infanta Sofía. “El caos que se habría creado en la Comunidad de Madrid si estos hospitales no se hubiesen hecho”, ha exclamado.

En el caso del de Alcalá, Burgueño ha dicho que fue un “hospital mal diseñado” y que fue un centro “bastante disforme hasta el nacimiento  del Hospital de Torrejón”, porque “tenía 300 urgencias diarias y no era capaz de tenerlas adecuadamente”.

Además, ha señalado que “se hizo con un número excesivo de camas para la población que tiene” y que es ahora cuando ha resultado “armónico”. “De un hospital colapsado ha pasado a ser un hospital con un funcionamiento más que idóneo", ha remarcado.

En el caso del Hospital de Móstoles, ha dicho que “se incluyó en la red sanitaria de una forma un poco forzada”, ya que se ideó para ser una clínica privada y pasó a ser el primer hospital comarcal de Madrid. Eso sí, ha señalado que, desde su nacimiento, fue “un hospital sobredemandado” y “era absolutamente necesario dar la mitad de la población” que tenía asignada a otro centro hospitalario.

“No tengo la menor duda de que el tercer hospital de esta demarcación ha sido absolutamente adecuado y oportuno”, ha considerado a renglón seguido, para añadir que tanto el Hospital de Móstoles como el de Alcorcón “se están resistiendo magníficamente a la nueva competencia”. “Se tendrá que ganar esa población porque había una alta  fidelidad a sus profesionales”, ha indicado.