15 nov 2018 | Actualizado: 19:10

Bosch tacha de “cortoplacista” el plan de choque del PSIB para financiar la sanidad

Apuntan que su objetivo es fomentar la inversión para dar lugar a trabajos estables

Martes, 24 de enero de 2012, a las 18:48

Redacción. Palma de Mallorca
El portavoz del Gobierno de las Islas Baleares, Rafael Bosch, ha asegurado que la intención del Ejecutivo es apostar por "planes de choque" a largo plazo que fomenten la inversión en sectores estratégicos y "de futuro" que den lugar a la creación de puestos de trabajo estables, en lugar de proyectos “cortoplacistas” como el propuesto por el PSIB para financiar la sanidad, la educación y reactivar la economía de las islas.

Rafael Bosch, portavoz del Gobierno balear.

Bosch ha hecho esta precisión en referencia a la propuesta de plan de choque planteada por el PSIB, que prevé recaudar 530 millones de euros: 130 millones de tributos provenientes de las empresas contaminantes, del patrimonio, de las rentas altas y del impuesto de sucesiones y los otros 400 millones de la inversión para 2011 del Gobierno central que prevé el Estatut de Autonomía. La intención de los socialistas es destinar este dinero a educación y sanidad, así como a reactivar la economía.

El portavoz ha explicado que la intención del Gobierno balear es crear planes que fomenten la inversión en la comunidad y que den seguridad jurídica a las empresas interesadas en invertir en las islas. Así, ha matizado que no se trata de impulsar un "segundo Plan E" con medidas "a corto plazo", sino de crear las condiciones oportunas para atraer la inversión que dé lugar a la creación de puestos de trabajo estables.

Bosch ha detallado que el Govern apuesta, por ejemplo, por atraer la inversión en sectores "de futuro", como puede ser el energético o el tecnológico, en los que se fomente la creación de empresas de alto valor añadido.

Así lo ha señalado el portavoz después de las reuniones que ha mantenido el presidente del Govern, José Ramón Bauzá, con los portavoces de los grupos parlamentarios de la oposición, PSIB y PSM-IV-ExM, Francina Armengol y Biel Barceló, respectivamente. Bosch ha calificado estos primeros encuentros de "cordiales" y "positivos", al tiempo que ha subrayado la disposición de Bauzá a dialogar con estos partidos.