Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 17:50

Borrel: “Deberíamos quitar la sanidad de las manos de los políticos”

Lamenta que se tomen “decisiones cortoplacistas” que impiden llevar un rumbo adecuado

Domingo, 20 de abril de 2014, a las 12:05
Ricardo Martínez Platel / Imagen: Pablo Eguizábal. Madrid
El presidente del Colegio de Médicos de Huesca, José María Borrel, es partidario de plantear  un gran pacto sanitario, “donde estén los que están gobernando y los que aspiran a gobernar”. Entiende que algunos ámbitos como la sanidad, la justicia y la educación deberían permanecer ajenos al devenir de las urnas, ya que así se evitaría una toma de decisiones “cortoplacista” que afecta a la planificación.

Borrel hace balance de su trabajo al frente del colegio.

¿Qué utilidad tiene el Consejo Aragonés de Colegios de Médicos?
El Consejo Aragonés todavía no está constituido como tal, creo que es el único que falta. Por tanto, utilidad tendrá la que nosotros queramos. Si nos lo planteamos como una estructura más porque tiene que estar, no llegaremos a ningún lado. Otra cosa es que se le dote de contenido, que no sea un instrumento para complicar las cosas, sino para simplificar. Hay temas comunes que interesan a los colegios de Zaragoza, Teruel y Huesca, como el Paime, asuntos de formación continuada, sociedades científicas, consejo de salud o el asesoramiento al Ejecutivo. Todas esas funciones deben estar unificadas y este el contenido que le tenemos que dar al este organismo.

¿Cómo podría tener más fuerza?
Indudablemente hace falta voluntad. Lo primero son los estatutos. Todavía seguimos sin ellos porque se ha ido demorando al estar pendientes de agentes externos para que se puedan adaptar. Ahora estamos pendientes de la ley de colegios profesionales. Pero si no acaba de salir, tendremos que continuar. Son la clave para tener más fuerza.

¿Se espera a corto plazo?
Yo creo que lo sacaremos adelante este año. Porque estamos trabajando en los estatutos ya en serio.

¿Qué opina que desde Zaragoza señalen que deberían presidir ellos siempre el Consejo?
Quizás eso fuera antes. A lo mejor por esto mismo del tema de estatutos podría existir algún problema de comunicación entre los colegios. Nadie le quita, ni le niega a Zaragoza el peso que tiene. No somos tres colegios iguales. Por eso, Zaragoza tiene que ser siempre el que lidere. Sin embargo, el tema de la presidencia creo que nos preocupa muy poco a todos, porque si seguimos trabajando en la línea que estamos, que no sea un consejo presidencialista, sino que contemos con unos órganos de gobierno en el que participemos todos y estén recogidas todas las opiniones del colectivo profesional de Aragón, es un elemento secundario. Siempre reconoceremos el peso que tiene Zaragoza, sin supeditarnos tampoco.

¿Un colegio de médicos autonómico sería más efectivo?
No creo que fuera muy viable para aquellos que ejercemos la Medicina en periferia. Un centralismo así no sería positivo. A lo mejor en otras comunidades que cuenten con colegios que tengan unas características similares es más posible. En Huesca, probablemente tengamos que contar con una junta de la zona de Barbastro. Hay mucha dispersión y lo que hay que evitar es que alguien se quede marginado.

¿Qué balance hace de estos primeros meses al frente del Colegio de Médicos de Huesca?
Ha sido una toma de posiciones. El balance es dispar, aunque estoy contento. Me falta una cosa: llenas físicamente el colegio. El colegiado no acude. No será fácil. De cara a formación o cualquier actividad, Huesca tiene una dispersión enorme. Cuenta con muchos colegiados a una o dos horas de desplazamiento., por lo que después de la jornada laboral de cada uno es complicado que participen. Por eso es necesario acercar el colegio a la zona rural. Debemos tratar de crear conciencia de que la sede colegial es la casa de todos los médicos.

El presidente colegial es partidario de un gran pacto sanitario.

Han defendido que las nuevas infraestructuras sanitarias planificadas en Aragón se realicen con recursos públicos. ¿Qué opinión le merece la colaboración público-privada?
Defendemos la sanidad universal, pública y gratuita. A partir de ahí, exclusivo no. En este momento estamos observando un deterioro serio del sistema público de salud. El objetivo debería ser recuperar lo perdido, pero debemos tener  el apoyo de la medicina privada, como complemento. Es difícil que esto lo pueda hacer un gobierno solo. Hay que plantear de una vez un gran pacto efectivo por la sanidad, donde estén los que están gobernando y los que aspiran a gobernar. La sanidad se la deberíamos de quitar de las manos a los políticos. Como la educación y la justicia, deben ser entes que estén al margen para saber siempre el camino a seguir. En ocasiones se toman decisiones cortoplacistas que dejan de lado la planificación.


¿Cómo valora la gestión de Oliván al frente del Departamento de Sanidad?
Le ha tocado una difícil papeleta. Yo no le voy a echar la culpa de la situación, pero la gestión no la podemos dar como buena. Tampoco podemos aplaudir al gobierno anterior, pero lo habían dejado bastante fácil para mejorar. No es que hayan hecho mal la gestión sanitaria, es que no se ha hecho. Se ha desarrollado una gestión financiera. En Aragón, desde la reforma de la Atención Primaria no se ha vuelto a evaluar nada. Todos estamos de acuerdo en que los recursos tanto humanos como materiales están mal distribuidos. Los colegios y los sindicatos nos hemos prestado para hacer un plan de recursos humanos, pero no se ha hecho.

También han lamentado la existencia de 17 modelos sanitarios diferentes. ¿Cómo se solucionaría?
No cabe en la cabeza de nadie, por vivir a un kilometro de diferencia tengan distintos derechos en materia de salud. Sobre todo cuando todos estamos integrados en la Unión Europea. El estado las autonomías respondía a las diferentes culturas, pero no a esto. Porque además encarece enormemente la asistencia y la dificulta. Si el ministerio ha perdido competencias por las transferencias, cuando menos debe tomar el liderazgo que unifique criterios y ayude a las autonomías con menos recursos.

¿Qué papel quiere que ocupe el Colegio de Médicos de Huesca dentro de la OMC?
La capacidad y el potencial que tenemos es el que es. Estamos escasamente en mil colegiados. Nuestro papel será siempre modesto, porque a nivel de grandes hospitales no podemos opinar porque no los tenemos, pero siempre podemos participar. En la OMC se hace cosas y el que quiere trabajar, tiene cabida. Por eso nosotros tenemos presencia en Medicina rural o a nivel de administraciones públicas. Ha entrado gente con muchas ganas y siempre tendremos un hueco.

ENLACE RELACIONADO

Acceda al video de la entrevista completa en Sanitaria 2000 TV