Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 11:00
Jueves, 16 de mayo de 2013, a las 18:27

Redacción. Oviedo
Faustino Blanco, Consejero de Sanidad del Principado, ha anunciado este jueves durante el Pleno regional que su consejería, a través del Servicio de Salud del Principado de Asturias (Sespa), ha habilitado un sistema para que las personas inmigrantes sin recursos y en situación irregular empadronadas en Asturias puedan acceder a la prestación farmacéutica con una aportación similar a la de la población general.

El anuncio ha sido hecho en respuesta a una pregunta urgente del diputado de UPyD, Ignacio Prendes y el consejero ha explicado que esta alternativa se lleva a cabo con cargo a los programas de inclusión y atención sociosanitaria a inmigrantes sin recursos y está sujeta, por lo tanto, a un circuito de facturación ajeno al Servicio de Salud.

Faustino Blanco, Consejero de Sanidad del Principado.

Así, el consejero ha señalado que esta medida, que ya ha entrado en vigor en toda la comunidad autónoma, se suma a las instrucciones publicadas por el Gobierno autonómico el pasado mes de agosto sobre la autorización de asistencia sanitaria a las personas extranjeras en situación irregular y sin recursos residentes en nuestra comunidad.

Faustino Blanco ha explicado que la decisión se fundamenta en razones de carácter humanitario y en la prevención y protección de la salud como un derecho individual y colectivo. Esta permite asignar a la población inmigrante un número de identificación personal, un centro de salud, un médico de cabecera y la posibilidad de que se pueda indicar cualquier prueba diagnóstica, consulta a especialidades o ingreso hospitalario.

 "En caso de necesidad, una persona en esta situación tendrá garantizada la asistencia sanitaria ", ha explicado el consejero de sanidad, que ha aprovechado el anuncio para criticar la "política restrictiva y profundamente discriminatoria del PP en materia sanitaria".

Blanco ha informado además que desde la entrada en vigor del Decreto Ley que dejó sin asistencia sanitaria a los extranjeros en situación irregular que no tenían reconocido previamente el derecho a asistencia como personas sin recursos económicos suficientes, el Sistema Nacional de Salud tramitó 9.888 bajas de asistencia sanitaria para los extranjeros registrados en Asturias como personas sin recursos económicos suficientes y aquellos que no constaban en el INSS, de los que se desconoce cuántos han dejado de residir en la región.

Paralelamente, 1.582 personas cursaron alta nuevamente al tener autorización de residencia o estar inscritos en el Registro Central de Extranjeros (comunitarios) desde antes del Decreto; y otras 470 han accedido a la asistencia sanitaria al amparo de las instrucciones dictadas por el Gobierno autonómico.

Ha indicado que la nueva medida supone que en Asturias quedarían únicamente sin cobertura de asistencia sanitaria las personas que pierdan la condición de aseguradas o beneficiarias, siempre que se superen los 100.000 euros de ingresos anuales. Una situación por la que no se ha cursado, hasta la fecha, ninguna baja.

 Prendes,  por su parte, tras el anuncio del consejero,  ha recordado el interés que su grupo ha mantenido siempre por este asunto y ha indicado que consideran que el derecho a la salud es un derecho “sin papeles” que hay que garantizar en cualquier caso.