14 nov 2018 | Actualizado: 19:10
Jueves, 26 de septiembre de 2013, a las 17:15

Redacción. Oviedo
El consejero de Sanidad, Faustino Blanco, ha asegurado este jueves que con el traslado de la unidad de Silicosis al nuevo HUCA lo que se busca es convertir el servicio en un centro de “referencia internacional”. Ha dicho que el traslado supone una modernización y se ha dirigido a la ciudadanía para asegurar que “no tengan duda que vamos a prestar una atención de excelencia”.

Faustino Blanco.

Blanco ha afirmado que el traslado definitivo se hará de manera progresiva y que “uno de los edificios más singulares del nuevo hospital es el de enfermedades polígenas”. Ha apuntado que tendrá “el personal necesario para prestar un servicio de excelencia. No puedo decirles si serán 50 ó 100”. “Vamos a ser eficaces, con personal adecuado y profesional”, se ha comprometido.

El consejero ha realizado estas declaraciones a los periodistas con motivo de su visita al Centro Tecnológico Itma Materials Technology de Avilés, al que ha acudido para conocer las investigaciones que se están llevando a cabo, resaltando que “el modelo económico clásico tiene un recorrido determinado”. “Hay que meter nuevos elementos de desarrollo e innovación que induzcan a la actividad económica”, ha defendido.