20 nov 2018 | Actualizado: 21:40

BioAraba firma un convenio con la Universidad de Chicago

La colaboración se centrará en el estudio de enfermedades del sueño en niños

Lunes, 11 de marzo de 2013, a las 16:57

Redacción. Vitoria
El Instituto de Investigación Sanitaria BioAraba ha firmado un acuerdo con el Comer Children Hospital de la Universidad de Chicago (EE UU) para llevar adelante estudios en trastornos del sueño en niños.

La colaboración se centrará en la realización de estudios sobre las apneas y enfocado a la genética, a fin de conocer la historia natural de la enfermedad y las consecuencias que puede acarrear para la salud su falta de diagnóstico y tratamiento.

Joaquín Durán-Cantolla, director científico de BioAraba.

El doctor David Gozal, director del centro estadounidense y el mayor experto mundial en este campo, ha concluido en sus estudios de investigación que los niños con apnea del sueño no tratada pierden entre 10 y 20 puntos de coeficiente intelectual para su vida adulta. Esta afectación puede acarrear fracaso escolar y tener consecuencias en la salud; sobre todo, en el ámbito neurocognitivo y  cardiovascular.

Como es sabido, la Unidad Interdisciplinar de Trastornos del Sueño, dirigida por el doctor Carlos Egea, lleva 17 años diagnosticando y tratando los trastornos del sueño en niños: más de 5.000 en ese periodo. En la Unidad desarrollan su actividad neumólogos, pediatras, neurofisiólogos, neurólogos, psicólogos, biólogos y trabajadores sociales. La popularmente conocida como Unidad del Sueño de Txagorritxu es referencia estatal y desarrolla una importante labor investigadora.

El acuerdo ahora firmado va a permitir investigar los aspectos genéticos que están detrás de las apneas infantiles y la historia natural de la enfermedad. La enorme movilidad de la población en Estados Unidos impide realizar largos seguimientos a los pacientes (algo imprescindible para lograr éxito en cualquier estudio). El nivel de movilidad en Álava es muy pequeño, lo cual permite hacer el seguimiento de estos niños durante años y estudiar en su conjunto la historia natural de la enfermedad.