16 dic 2018 | Actualizado: 19:00

Beteta garantiza a las farmacias que la Generalitat recibirá dinero para pagar los retrasos

El secretario de Estado de Administraciones públicas confía en que se dé prioridad a estos pagos

vie 07 febrero 2014. 14.40H

Antonio Torres, presidente de Fefac; Jordi de Dalmases, presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos; Rosana Navarro, secretaria general de Coordinación Autonómica y Local; y Antonio Beteta, secretario de Estado de Administraciones públicas.

Redacción / Imagen: Miguel Ángel Escobar. Madrid
El secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta, ha garantizado a las farmacias de Cataluña que la Generalitat recibirá ahora en febrero el dinero del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) y confía en que aprovechen esta aportación para pagar las facturas que tienen pendientes con este colectivo, relativas a los meses de noviembre y diciembre.

En la reunión mantenida este viernes con representantes del Colegio de Farmacéuticos de Cataluña en Madrid, Beteta ha asegurado que el FLA de este ejercicio "se empieza a pagar ya en este mes de febrero" a "todas las comunidades", por lo que a partir de ahí son las comunidades las que deben agilizar los pagos pendientes a aquellas entidades o instituciones considerados servicios esenciales, como es el caso de las farmacias.

Actualmente, la Generalitat adeuda a las oficinas de farmacia de esta comunidad más de 220 millones de euros correspondientes a los meses de noviembre y diciembre, una cantidad que para Beteta "no tiene el agobio" que se ha producido con impagos anteriores.

No obstante, confía en que cuando reciba el dinero del FLA la Generalitat dé prioridad a estos pagos. "Cataluña ha pagado con sus propios recursos un mes, en enero (las facturas relativas al mes de octubre), lo que denota que entendió que era una prioridad para ellos hacerles frente sin esperar a la recepción del FLA", ha recordado.

En cualquier caso, en la reunión ha constatado que el problema de esta deuda está en que hay una "infradotación presupuestaria" en 2012, 2013 y 2014, de modo que "la cantidad que anota el Gobierno de Cataluña en el presupuesto y se aprueba en el Parlament no se corresponde con el gasto real".

"Esto pone en ciertos retrasos luego el pago y la necesidad de solicitar el apoyo del Gobierno para hacer frente al pago de esas entidades", lamenta.

Pese a todo, ha asegurado que serán objeto de consideración todas las facturas que la Generalitat quiera enviar vía FLA que adeude a las farmacias catalanas y no pague con tributos propios, ya que "son un servicio esencial, como todos son los que tienen prioridad para ser atendidos por el FLA".