15 nov 2018 | Actualizado: 19:10
Martes, 08 de marzo de 2011, a las 18:50

María Arribas. Madrid
El Departamento de Sanidad del Gobierno vasco está estudiando la posibilidad de incrementar de 900 a 1.000 la ratio de niños por pediatra e incrementar las prestaciones de la enfermería en pediatría con el fin de que las 41 consultas de pediatría que actualmente son cubiertas con médicos de familia sean atendidas también por especialistas en medicina infantil.

Rafael Bengoa.

Esa es allmenos la propuesta que ha arrojó el director de Asistencia Sanitaria del Servicio Vasco de Salud-Osakidetza, Eduardo Garate, en su comparecencia ayer martes ante la Comisión de Sanidad del Parlamento vasco, para explicar las medidas previstas por el Gobierno autonómico para mejorar la atención pediátrica a los 278.000 niños de entre cero y 14 años que hay en Euskadi.

En este sentido, y tras reiterar que la situación vivida en el País Vasco en lo que a especialistas de pediatría se refiere, no se puede considerar “alarmante” ya que esta al mismo nivel que la existente en otras regiones y que existe una media de niños por pediatra menor que la media española, Garate ha explicado que Osakidetza tiene 314 cupos o consultas de pediatría, de los que 41 están atendidos por médicos de familia y el resto, por especialistas en medicina infantil.

Además, ha informado de que, de las 180 unidades de atención primaria que existen, tres no tienen plaza de pediatra, por lo que, en estos momentos, el 13 por ciento de la población pediátrica es atendida habitualmente por médicos de familia. En este cálculo, no obstante, no entran los niños atendidos en los PAC donde, desde su creación, “ nunca ha habido pediatras, sino médicos de familia”, ha apuntado Garate.

Con el fin de que las 41 consultas de pediatría actualmente son atendidas por médicos de familia, ha explicado que el Departamento de Sanidad estudia la posibilidad de aumentar el ratio paciente-médico a 1.000 niños por pediatra. Esta medida, a la que se ha referido como "una propuesta", no serviría, sin embargo, para garantizar que las sustituciones de estos especialistas fueran cubiertas por pediatras.

Más competencias para enfermería

Además de esta iniciativa, que según ha afirmado debería aplicarse de forma "gradual", ha explicado que se pretende realizar una "redistribución" de tareas de forma que las enfermeras de pediatría empiecen a asumir nuevas labores, como la asistencia telefónica, los triages de las urgencias o la atención directa en el campo de los exámenes de salud . Unas actividades que , ha dicho Grate, ya asumieron de forma natural en la pasada epidemia de gripe, por lo que “ noi estamos pidiendo a la enfermería que haga más de lo que ya hace”.

Una opinión que también ha sido sostenida por el consejero de Sanidad ha asegurado que lo que se está proponiendo no son medidas "muy agresivas" y ha añadido que aunque se incrementara el número de especialistas en medicina infantil que salen de la universidad cada año, seguiría siendo conveniente "empezar a asignar funciones a enfermería".

En este sentido, Bengoa ha afirmado que pese a que los pediatras quieran "mantener el status quo", es necesario "adoptar decisiones" para garantizar la asistencia sanitaria. "Oír que no hay que reducir la edad (de la asistencia pediátrica) y que se quiere seguir en el mismo modelo de hace 30 años, cuando todo está cambiando alrededor, es un poco artificial", ha añadido.

No obstante, mirando al futuro, las previsiones realizadas por el Servicio Vasco de Salud apuntan a que en los próximos diez años serán necesarios 200 especialistas en medicina infantil, contabiulizando tanto las jubilaciones de los médicos que ahora están en activo y las previsones de Eustat soibre la demsnda de atención en este campo en base a la natalidad.

Dado que cada año salen del sistema universitario vasco 20 especialistas en pediatría, ha señalado que, al menos en teoría, "los números cuadran" para cubrir esta demanda. Sin embargo, el hecho de que no todos los médicos formados en Osakidetza se queden ejerciendo en la región podría hacer necesaria la toma de medidas adicionales en el futuro.