Redacción Médica
21 de septiembre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 12:15

Bengoa: “El debate sobre la ley antitabaco es lo que quiere la industria”

El Observatorio Antitabaco dará conocer sus datos la próxima semana

Jueves, 17 de febrero de 2011, a las 18:32

Redacción. Vitoria
El consejero vasco de Sanidad, Rafael Bengoa, se ha mostrado convencido de que los 'txokos' vascos se "autoregularán de la misma forma que está haciendo toda la sociedad", tras la entrada en vigor de la nueva legislación en materia de consumo de tabaco, y que "aceptarán los cambios de manera natural" y ha advertido de que el debate suscitado en este ámbito se está situado "donde nos quiere la industria" del tabaco, que "mueve sus poleas" para intentar "torpedear" la legislación.

Rafael Bengoa.

Tras participar en la presentación del balance de 2010 del área de Consumo, el consejero se ha pronunciado de esta manera preguntado sobre la polémica suscitada en relación al consumo de tabaco en 'txokos', reiterando que aquellos "sometidos a la ley de Asociaciones" deben "seguir lo que está escrito en la ley" y, por tanto, prohibir fumar en su interior, mientras que los "más pequeños" de uso privado no se verán afectados.

De cualquier modo, ha recordado a los responsables de estos establecimientos que "sigue habiendo 4.000 productos en los cigarrillos y 60 de ellos son cancerígenos" y ha recalcado que distintos organismos, como la Agencia de Información sobre Ambiente y la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer, "siguen clasificando el humo pasivo como un cancerígeno del grupo A". "Produce cáncer, punto. Es por eso por lo que se están haciendo" las medidas impulsadas desde la administración, ha insistido.

En esta línea, ha advertido de que "la concentración química" de las sustancias cancerígenas del tabaco y que afecta al fumador pasivo es "de media cuatro a seis veces más elevada en un 'txoko' o en un bar que en los despachos", donde ya estaba prohibido fumar con la anterior legislación, y dos veces más en un restaurante. "Estamos hablando de legislar de algo que es peor en términos de su potencial dañino que lo que fue en el lugares de trabajo", ha resaltado.

Asimismo, ha confiado en que, en el caso de los 'txokos', "se autorregularán de la misma forma que lo está haciendo toda la sociedad", tras la entrada en vigor de las nuevas medidas sobre consumo de tabaco, "de una forma muy organizada" y, por tanto, "se irán aceptando los cambios de manera natural".

Un debate promovido por la industria

En cualquier caso, ha lamentado que quienes están poniendo "el grito en el cielo" por la ley de tabaco, "durante los últimos 40 años, no lo han puesto para lo que es la mayor manipulación del consumidor que ha habido en la historia, con la industria del tabaco", manteniendo sustancias aditivas "cuando ya se sabe que producen daño" y con "una manipulación" para que los consumidores "se sintieran seguros de que no era nocivo".

Bengoa ha advertido de que el debate se está situando "donde nos quiere la industria", moviendo "las poleas que tiene" para "torpedear" este tipo de legislación, por lo que ha dicho no querer "caer en esa trampa" para "desviar la atención del verdadero problema". "Yo sé que están activos y siguen manipulando cada vez que un país legisla", ha indicado.

Según ha anunciado, la Consejería tiene previsto hacer públicos la próxima semana los datos de recabados por el Observatorio de Seguimiento de la ley de Tabaco. En Euskadi, se han registrado "pocos procesos de quejas formales abiertos", ha destacado el consejero, para el que la prohibición de fumar "ayudará a mucha gente" a dejar este hábito.