Redacción Médica
17 de septiembre de 2018 | Actualizado: Lunes a las 16:50

Bauzá hará los recortes que sean “necesarios” sin “prescindir” de las prestaciones sanitarias

Afirma que los recortes en el presupuesto de sanidad no implican recortes en la prestación sanitaria

Jueves, 06 de octubre de 2011, a las 13:19

Redacción. Palma de Mallorca
El presidente del Govern de las Islas Baleares, José Ramón Bauzá, ha insistido en que aplicará los recortes que sean "necesarios" para ajustarse a las exigencias estatales del déficit público sin "prescindir" de las prestaciones sanitarias, en las que no quiere llevar a cabo ningún recorte.

José Ramón Bauzá.

En una entrevista concedida a los Desayunos de TVE, Bauzá ha precisado que un recorte en el presupuesto de sanidad "no tiene que implicar un recorte en prestación sanitaria" y ha puesto como ejemplo su decisión de suprimir aquella estructura que es "prescindible", como Gesma, y la eliminación de más de 50 cargos intermedios, que "no significaban una mejora en la gestión".

El presidente del Govern ha reiterado que el actual Ejecutivo ha heredado una deuda de 4.500 millones de euros y facturas pendientes de pago de 1.104 millones de euros "sin contar las empresas públicas y las facturas en los cajones", a lo que, según ha añadido, se debe sumar la devolución en febrero de los 300 millones de euros correspondientes a los 'bonos patrióticos".

Por otro lado, ha recordado su compromiso de llegar a final de año con un déficit del 1,3 por ciento, frente al 2,1 actual, para lo cual ha recordado que el Govern ya se ha marcado una serie de "preferencias" a la hora de llevar a cabo los recortes, como la supresión de 92 empresas públicas, que supondrá un ahorro anual de 115 millones de euros.

No obstante, ha reconocido que el Ejecutivo no va a poder pagar en seis meses los 1.104 millones de euros que debe a los proveedores, si bien ha recordado que el Govern continúa las negociaciones con las entidades financieras para obtener crédito y consensuar un calendario de pagos, algo que ha reconocido que está siendo "difícil", dado el contexto internacional.

Deudas con los cuidadores

Respecto a la situación concreta de las asociaciones que cuidan de los discapacitados y que se concentraron el pasado martes frente al Parlament, el presidente del Govern ha recordado que el anterior Ejecutivo debía a estos colectivos un total de 5,7 millones de euros, aunque ha admitido que esto "no es consuelo", por lo que ha dicho que él va a asumir la herencia que le toca y "no mirar hacia atrás".

Por ello, ha afirmado que su "prioridad" es pagar la deuda pendiente con estas entidades y, en esta línea, ha recordado que ésta ascendía a 1,7 millones entre el 30 de junio y el 30 de septiembre, a pesar de lo cual, el Ejecutivo abonó 2,4 millones para "disminuir el lastre que arrastran a sus espaldas".