19 nov 2018 | Actualizado: 16:40

Bañolas garantiza la contratación de profesionales

Propone hacer el mayor ahorro en el gasto farmacéutico

Martes, 11 de enero de 2011, a las 18:23

Redacción. Las Palmas de Gran Canaria
El consejero de Sanidad, Fernando Bañolas, ha insistido en que la contratación de profesionales y la calidad de la asistencia sanitaria están garantizadas a pesar de los recortes en el presupuesto para 2011.

Fernando Bañolas.

El consejero ha recordado que, en sintonía con la realidad económica y los objetivos de estabilidad presupuestaria fijados por el Estado, el presupuesto de Sanidad se reduce un 11 por ciento, lo que significa un recorte de 300 millones de euros, "si bien unos 200 millones de euros van contra gastos farmacéuticos.

Es decir, que serán las industrias farmacéuticas las que peor lo van a pasar durante 2011. No va ni contra el gasto de personal ni contra prestaciones de servicios. Es falso que esos 300 millones de euros vayan a incidir en la calidad del servicio".

Al respecto, Fernando Bañolas ha reiterado una vez más que "la bajada de presupuesto en el capítulo de personal es del 1,39 por ciento, con una mínima reducción a fin de mantener todos los recursos humanos que sean necesarios para dar cobertura a la cartera de servicios vigente del Sistema Nacional de Salud, y casi todo es consecuencia también de la bajada de los sueldos del Estado, en torno a un 5 por ciento".

En cuanto al capítulo II, de gastos en bienes corrientes y servicios, es de un 8 por ciento, con significativos recortes en las partidas previstas para atenciones protocolarias y representativas, publicidad y propaganda y reuniones, cursos y conferencias de los servicios centrales de la Consejería, servicios, por otra parte, no esenciales.

Bañolas ha puntualizado que "todos sabíamos que el año 2011 iba a ser un año complicado, no sólo para Canarias sino para España y para Europa, puesto que se iba a contar con unos presupuestos con recortes importantes, pero creo también que hasta ahora hemos conseguido que se mantengan los servicios y la población no note ningún tipo de disminución en la atención, y así va a continuar durante 2011. Esto requiere del esfuerzo de todos, no sólo de aquellos a quienes nos toca gestionar la sanidad, sino también de los trabajadores de la propia Sanidad y de los usuarios".