Redacción Médica
24 de septiembre de 2018 | Actualizado: Lunes a las 10:55

Badajoz y Don Benito tendrán unidades de cirugía sin sangre

Cubrirán “el agujero asistencial actual” para pacientes que no desean recibir transfusiones

Jueves, 09 de octubre de 2014, a las 18:15
Redacción. Badajoz
La Comunidad Autónoma de Extremadura contará con dos unidades de cirugía sin sangre que se crearán en los Hospitales de Badajoz y de Don Benito-Villanueva, y que atenderán a un colectivo de unas 2.000 personas en la región que no desean ser transfundidos durante una intervención.

Cristina Teniente, portavoz del gobierno.

De esta forma se cubrirá el "agujero asistencial actual", atendiendo las necesidades de un grupo de pacientes que actualmente deben ser derivados a clínicas privadas o a otros territorios del país para recibir "la asistencia adecuada a su deseo de no recibir una transfusión sanguínea".

Esta medida, que ha sido aprobada en el Consejo de Gobierno Extraordinario finalizado este miércoles en Don Benito, supone una alternativa puesta en marcha por el Servicio Extremeño de Salud (SES) que da respuesta a la "cada vez mayor y legítima aspiración" de estos usuarios que "por motivos religiosos o no, no desean ser transfundidos en el transcurso de una intervención quirúrgica durante procedimientos diagnósticos y terapéuticos".

De esta forma, la unidad de Badajoz, de Nivel 1, nace con vocación de ser de referencia en Extremadura y con la visión de convertirse en una unidad transfronteriza que abarque de manera integral y completa la cirugía de estos pacientes. Por su parte, la unidad que se creará en el hospital dombenitense brindará apoyo a la de Badajoz, llevando este servicio a toda el área de Salud.

Este "novedoso" proyecto vendrá a "resolver un problema frecuente" en los hospitales extremeños y dará solución a un colectivo de unas 2.000 personas.

Su instauración supondrá una inversión de unos 40.000 euros aproximadamente y se traducirá en un ahorro de unos 100.000 euros anuales para el Servicio Extremeño de Salud, que es el coste que hasta ahora se asume por la derivación de estos pacientes a otras regiones.