Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:30

Las quejas al Defensor del Pueblo por la sanidad aumentan un 59%

Becerril celebra que sus propuestas en materia de externalización se hayan recogido en el pliego de condiciones de concursos de adjudicación

Martes, 22 de octubre de 2013, a las 14:03

Redacción. Madrid
Las quejas al Defensor del Pueblo relacionadas con la sanidad han aumentado este año un 59 por ciento respecto a 2012, según ha anunciado en el Congreso de los Diputados la responsable de esta institución, Soledad Becerril. Durante su comparecencia ante la Comisión Mixta para las Relaciones con el Defensor, Becerril ha hecho balance de las reclamaciones interpuestas este año ante su oficina, con datos hasta el pasado mes de septiembre.

Soledad Becerril.

En lo que va de año, se han presentado 21.459 quejas (un 10,5% más que en el mismo periodo de 2012) y las que más han crecido han sido las relacionadas con la sanidad, que han aumentado un 59,5%. Tras las quejas sanitarias, están las relativas al Registro Civil y las parejas de hecho (que han aumentado un 54,6%), y a Hacienda y tributos (un 26%).

Sobre el capítulo sanitario, Becerril ha denunciado en su comparecencia que las listas de espera en algunos hospitales son "extraordinariamente altas". Como contraste, se ha felicitado de que se hayan atendido sus propuestas en materia de privatización de hospitales en Madrid, y que se hayan recogido en el pliego de condiciones de concursos de adjudicación.

Servicios públicos

Hasta septiembre, a la Oficina del Defensor han llegado 6.457 solicitudes de recurso de inconstitucionalidad, muy por debajo de las 16.000 que registró hasta septiembre de 2012. Esto es debido, ha explicado Becerril, a que el año pasado recibieron muchas peticiones por la supresión de la paga extra de los funcionarios.

En su intervención, Becerril ha anunciado que su oficina trabaja para que en un futuro inmediato "cualquier persona pueda acceder por internet al estado de su queja ante el Defensor del Pueblo", "para saber qué pasa con lo suyo", si la Administración lleva tres meses sin contestarle o cuánto tiempo".