20 nov 2018 | Actualizado: 12:40

Asturias reduce un 45% la incidencia de infecciones por catéteres en las Unidades de Cuidados Intensivos

El consejero de Salud presenta una guía sobre catéteres venosos centrales

Viernes, 27 de mayo de 2011, a las 00:37

Elena Arias y Ramón Quirós.

Redacción. Oviedo
La Consejería de Salud y Servicios Sanitarios ha logrado reducir un 45 por ciento el índice de bacteriemias por utilización de catéteres venosos en las Unidades de Cuidados Intensivos de los centros hospitalarios desde el año 2009.

El Consejero de Salud, Ramón Quirós, y la Directora Gerente del Servicio de Salud del Principado de Asturias (Sespa), Elena Arias, han participado en la presentación de una guía sobre catéteres venosos centrales, destinada a enfermería, con el objetivo de aumentar la seguridad en los hospitales, a través de la protocolización en el cuidado de estos catéteres, en cuanto al manejo de los mismos y la prevención de las complicaciones.

La edición de esta guía se enmarca en las estrategias de mejora de la seguridad de los pacientes, como elemento clave de la calidad asistencial, lo que ha sido una de las prioridades de la Consejería de Salud a lo largo de esta legislatura.

De este modo, la Consejería de Salud ha conseguido en los últimos años mejorar los indicadores de seguridad en cuanto a incidencia de bacteriemias (presencia de bacterias en el torrente sanguíneo) contraídas en los hospitales, cumpliendo ampliamente las recomendaciones de la OMS y con unos índices que mejoran también la media del Sistema Nacional de Salud. Asturias está actualmente por debajo del estándar máximo de bacteriemias que recomienda la OMS y también por debajo de los datos nacionales.

El estándar establecido por la OMS es de menos de cuatro episodios de bacteriemia por 1.000 días de colocación de catéter venoso central; la tasa nacional es de 2,94 y en Asturias de 2,60.