Redacción Médica
19 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 19:05
Miércoles, 16 de febrero de 2011, a las 12:34

Redacción. Zaragoza
La Asociación de Anticoagulados de Aragón (Asanar) ha reclamado la mejora del servicio de atención al paciente anticoagulado ya que esta asociación recibe cerca de 200 llamadas al mes de pacientes anticoagulados que buscan la asistencia que no encuentran en el teléfono que ofrece el Servicio Aragonés de Salud (Salud).

En relación con este último, Asanar ha explicado en un comunicado que hay un alto porcentaje de usuarios de coagulómetros pertenecientes al programa de autocontrol del Salud que no lo utiliza “por falta de confianza en su operativa”.

Según la asociación, más de 400 usuarios en Aragón tienen los coagulómetros del programa de autocontrol que puso en marcha el Salud hace un año y medio, que consiguen “mejorar nuestra calidad de vida y reducir costes asistenciales a la sanidad pública”.

Sin embargo, ha señalado el presidente de Asanar, Antonio Aísa, “en el día a día, muchos pacientes tienen dudas que tratan de resolver llamando al servicio telefónico del programa de autocontrol del Salud y no consiguen contactar”. Por eso, acaban llamando a Asanar, entidad que ha observado que los usuarios no sacan rendimiento de los aparatos de autocontrol por falta de confianza en su operativa.

A su entender, esta inseguridad se podría subsanar con un adecuado servicio de asesoramiento y atención al paciente anticoagulado. Además, “el uso indebido del aparato conlleva un coste que afecta a la sanidad pública ya que cada tira reactiva cuesta alrededor de cinco euros”, ha indicado.

“Desde Asanar no podemos atender todas las consultas de los usuarios porque nuestros recursos son limitados”, ha afirmado Antonio Aísa. Esta entidad ha estimado que cada año unos 300 pacientes nuevos se incorporarán al programa de autocontrol y deben recibir la formación para el uso de los aparatos.

Formación continua

Asanar ha indicado que en Aragón hay 22.000 pacientes que toman tratamientos anticoagulantes orales, como el Sintrom, cifra representa más del uno por ciento de la población aragonesa. Las variaciones semanales del nivel de coagulación de la sangre hacen necesario el programa de autocontrol que, a su vez, requiere una formación continuada del paciente.

Esta organización ha programado una jornada de formación en autocontrol bajo el título 'Tu formación es lo que cuenta', en la que participará la hematóloga responsable del proyecto para la mejora de la accesibilidad del control del TAO en Aragón, Bárbara Menéndez.