16 nov 2018 | Actualizado: 00:00

Madrid apuesta por la inserción laboral de los discapacitados físicos

El colectivo está integrado en la región por 296.047 personas

Miércoles, 09 de abril de 2014, a las 13:06
Redacción. Madrid
El impulso y el reforzamiento de la integración social y laboral para los discapacitados madrileños, pero de una manera normalizada, es el objetivo del convenio que han suscrito la a Federación de Asociaciones de Personas con Discapacidad Física y Orgánica de la Comunidad de Madrid (Famma-Cocemfe Madrid)  y la Consejería de Asuntos Sociales. La finalidad de la iniciativa es que se mejore la autonomía personal y la independencia del colectivo, que solo en la región está integrado por 296.047 personas, la mayoría con discapacidad física.

Javier Font, presidente de Famma-Cocemfe Madrid.

Para que el acuerdo llegue a buen puerto, hay que conocer el rumbo. De ahí que la primera parada del convenio sea radiografiar el mercado de trabajo y analizar los yacimientos de empleo para personas con discapacidad. Se analizarán, en un informe, las demandas de trabajadores con discapacidad y su realidad, tanto a nivel formativo como social.

La manera de intervenir en este proceso de integración laboral se establecerá con la puesta en común de los conocimientos y programas puestos en marcha por Famma-Cocemfe Madrid y la consejería. Así se facilitará, según se desprende del acuerdo, los procesos de atención e intervención que promuevan la inserción del colectivo, bien sea de manera individual o grupal.

Pero si hay algo que de verdad será clave para el éxito del convenio es que las personas interesadas en el autoempleo se formen y reciban apoyo, las mismas acciones que tendrán a su disposición las empresas y potenciales empleadores de personas con discapacidad o movilidad reducida.

En definitiva, el convenio permitirá reforzar, en palabras de Javier Font, presidente de Famma-Coemfe Madrid, “la necesaria integración laboral y social de las personas con discapacidad en la región”. Por ello, se constituirá una comisión mixta de seguimiento y ejecución para que el acuerdo y las acciones que promueve no se queden en agua de borrajas.