Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:15

Aprobado el dictamen de la Ley de Personal Estatutario del SCS

Aborda su clasificación, planificación, derechos y deberes, formación y carrera profesional, entre otros

Martes, 11 de enero de 2011, a las 18:23

Luis Truan, Mª José Sáenz de Buruaga, Purificación Saez y Alodia Blanco.

Cristina Mouriño. Madrid
La Ley del Personal Estatutario de Instituciones Sanitarias ha sido aprobada en Comisión de Sanidad por el Parlamento de Cantabria con 20 votos a favor de los grupos regionalista y socialista y 17 en contra de los populares. El consejero Luis Truan ha destacado que “con esta normativa aporta mayor seguridad jurídica y claridad en el régimen aplicable al personal estatutario del Servicio Cántabro de Salud (SCS)”.

Truan ha subrayado “la complejidad que ha revestido su elaboración” y ha agradecido la participación de todos los profesionales y organizaciones que han realizado aportaciones, “lo que nos ha permitido, ha continuado, presentar un texto final enriquecido con las diversas sensibilidades manifestadas”.

El titular de la sanidad cántabra ha señalado “como aportaciones destacadas de la ley el protagonismo que se ha dado en la elaboración del proyecto a las derivadas del diálogo social”. En este sentido, Truan ha manifestado que “las organizaciones sindicales de la Mesa Sectorial de instituciones sanitarias de Cantabria fueron las primeras en tener conocimiento de este anteproyecto normativo”.

El consejero ha subrayado que “el proyecto final responde a la voluntad de tener en cuenta a las diferentes sensibilidades sin alejarse de su orientación esencial inicial que es la que nos mueve a promover la regulación de las condiciones de trabajo del personal estatutario de Cantabria que permita satisfacer el derecho de los ciudadanos a un buen servicio sanitario, facilitando la incorporación del personal adecuado a las necesidades del Servicio Cántabro de Salud, estimulando el desarrollo, la motivación y el desarrollo profesional, fomentando la cultura del servicio al ciudadano y la ética en el desempeño, procurando el equilibrio entre derechos y deberes, y dotando de mayor flexibilidad y profesionalidad a la organización”.

Por parte de los grupos, la portavoz del PP, María José Saénz de Buruaga, ha criticado “el oportunismo de esta ley, ya que han transcurrido siete largos años, desde la aprobación del Estatuto Marco, que han dejado pasar y por lo tanto es un proyecto de ley no llamado a perdurar”. Asimismo, la popular ha señalado que “las formas tampoco han sido las adecuadas porque se han limitado a despachar trámite y no volvimos a ser consultados ni informados sobre la evolución del proyecto”.

En cuanto al contenido, Saénz de Buruaga ha subrayado que “es una regulación de marcado contenido ideológico, cargada de arbitrariedad y de escasa consideración de la funcionalidad del personal”. “En este sentido, el grupo Popular presenta una iniciativa, ha señalado su portavoz, asentada sobre la garantía de la seguridad jurídica que busca la excelencia frente a la obediencia que ustedes proponen”.

Purificación Saez, portavoz del grupo socialista, ha destacado que “esta norma se basa en la definición clave de los derechos y deberes profesionales sanitarios; en la planificación eficiente de los recursos y la organización del personal y en la estabilidad del empleo”. “Hemos trabajado duro, pero no hemos logrado el objetivo primordial que era el consenso, porque el PP tiene una visión muy distorsionada de la administración sanitaria”.

Por último, la diputada regionalista Alodia Blanco ha señalado que “regular el acceso a la profesión y la carrera profesional es lo fundamental en esta ley, y que aunque probablemente esta no es la ley que hubiese hecho el Grupo Regionalista es una ley fruto del diálogo”.