Redacción Médica
24 de septiembre de 2018 | Actualizado: Lunes a las 19:05

Aprobado el decreto que establece el funcionamiento del Consejo de Salud

Incorpora a representantes de las asociaciones de pacientes y de sus familiares

Jueves, 13 de junio de 2013, a las 21:47

Redacción. Valladolid
El Consejo de Gobierno ha aprobado el decreto por el que se establece el reglamento de funcionamiento del Consejo Castellano y Leonés de Salud, que se configura como el máximo órgano colegiado de carácter consultivo, de asesoramiento y de participación del sistema de salud de la Comunidad, en sustitución del actual Consejo Regional de Salud. Además, engloba al Consejo General de la Gerencia Regional de Salud para evitar duplicidades y simplificar estructuras.

Antonio Sáez Aguado, consejero de Sanidad.

El Consejo Castellano y Leonés de Salud asume las funciones de ambas estructuras consultivas y participativas y se adapta a través del reglamento de funcionamiento que regula el decreto aprobado y que introduce una serie de novedades. La aprobación es necesaria para la puesta en marcha de este nuevo órgano colegiado, con lo que se cumple uno de los compromisos en materia de política sanitaria para la presente legislatura autonómica.

El nuevo reglamento del Consejo redefine sus funciones, que se centran en las siguientes competencias: asesorar y formular propuestas a los órganos de dirección y gestión del Sistema de Salud de Castilla y León en materia sanitaria, a iniciativa propia o a petición de los referidos órganos; informar sobre necesidades detectadas y proponer prioridades de actuación, velando por el uso eficiente de los servicios públicos; conocer el anteproyecto del Plan de Salud; y conocer las modificaciones del mapa sanitario.

Asimismo, tiene como función conocer el anteproyecto de presupuesto de la Gerencia Regional de Salud y los proyectos de decreto de desarrollo de normas legales en materia sanitaria, excepto los relativos a materias organizativas y de personal; la propuesta de aprobación de las tarifas por la concertación de servicios, así como las relativas a su modificación y revisión; y cuantas otras funciones se le atribuyan legal o reglamentariamente.

Entre los cambios más destacables se encuentra la ampliación de los miembros del Consejo con representantes de las asociaciones de pacientes y de sus familiares, de las organizaciones representativas del sector de la discapacidad y de las asociaciones vecinales, con el fin de facilitar una mayor participación ciudadana e incrementar la transparencia y la accesibilidad a las iniciativas que adopte la Consejería de Sanidad.

También se incrementa la representación de los colegios profesionales del sector de la sanidad, al considerar muy necesario su asesoramiento por su cualificación. Además, se mantiene la representación que ya existía de las organizaciones sindicales y empresariales del ámbito sanitario más representativas de la Comunidad y de ayuntamientos y diputaciones, de universidades y de consumidores y usuarios.

De esta manera, el pleno del Consejo Castellano y Leonés de Salud estará compuesto por 49 miembros -frente a los 34 de la actualidad- y se crea una comisión permanente, con catorce integrantes, que ejercerá las funciones que en ella delegue el pleno, todo ello con el fin de disponer de un órgano más reducido y ágil para el tratamiento de cuestiones más centrada en ámbitos de gestión.