21 nov 2018 | Actualizado: 19:20

Aprobada la reforma y ampliación de servicios del Rafael Méndez de Lorca

Afectará a las áreas asistenciales de Obstetricia, Esterilización, Quirúrgica y Reanimación

Sábado, 14 de diciembre de 2013, a las 11:42
Redacción. Murcia
El Consejo de Gobierno ha autorizado una inversión de 5.123.978 euros, a través del Servicio Murciano de Salud (SMS), para realizar obras de reforma y ampliación en el hospital Rafael Méndez, centro hospitalario de referencia para los ciudadanos del área de salud III-Lorca.

Palacios.

La finalidad de esta inversión es permitir la reforma y ampliación de las áreas asistenciales de Obstetricia, Esterilización, Quirúrgica y Reanimación del Rafael Méndez, según ha explicado la consejera de Sanidad y Consumo, Mª Ángeles Palacios. De este modo, el SMS pretende adecuar estas áreas a la evolución de las necesidades asistenciales que se han generado desde la construcción de este centro hospitalario.

Las obras tendrán una duración estimada de 18 meses, periodo en el que se desarrollarán de forma paulatina actuaciones para mejorar las prestaciones que se ofrecen a los ciudadanos del área de salud III-Lorca. Así, se modificará la estructura de los paritorios en Obstetricia, en línea con un concepto integral del parto, y se incrementa en tres el número de quirófanos.

Con estas obras de reforma y ampliación, el hospital Rafael Méndez sumará un total de ocho quirófanos e incorporará a su actual cartera de servicios el de Reanimación, ya que hasta el momento solo disponía de Unidad de Recuperación Postanestésica.

Así, el área de Reanimación, de nueva creación, tendrá una superficie de 446,90 metros cuadrados y contará con una zona conectada con el resto del centro para los familiares, así como seis camas y servicios auxiliares, como pueden ser los despachos del supervisor y jefe de servicio, sala de estar o almacenes de aparataje, entre otros.

Este proyecto de reforma y ampliación supone trabajar sobre una superficie total de 3.077 metros cuadrados. De ellos, 1.482 se corresponden a obras de nuevas y sobre el resto, 1.595 metros cuadrados, se llevarán a cabo reformas.
Palacios ha precisado que "hay una parte importante que es obra nueva y no debe interrumpir ni molestar el normal funcionamiento del hospital", mientras que en la otra parte, unos 1.400 metros, "en los que hay que compatibilizar la actividad ordinaria con las obras, pues no habrá ningún problema" para el normal funcionamiento del centro.