17 nov 2018 | Actualizado: 18:20

Aprobada la ley para el apoyo a la mujer embarazada

El Partido Popular resalta su importancia dentro de las políticas de protección a la familia

Martes, 16 de septiembre de 2014, a las 16:30
Redacción. Palma de Mallorca
El Parlament ha aprobado, a instancias del Grupo Parlamentario Popular (GPP), la ley que establece y regula una red de apoyo a la mujer embarazada, que tiene como objetivos la disposición de un marco jurídico de actuación en el ámbito de la protección y la atención social a la maternidad; y el establecimiento de medidas encaminadas a garantizar y preservar el derecho de la mujer gestante a culminar su embarazo, a ser apoyada socialmente en esa decisión y a ser informada de ese derecho y de los programas de apoyo dispuestos a su favor.

María José Bauzá, portavoz de Servicios Sociales del Grupo Parlamentario Popular (GPP).

Se trata de una proposición de Ley que defiende el derecho de cualquier mujer a estar bien informada sobre los recursos que están a su disposición para facilitarle ser madre, prestando una especial atención a las embarazadas menores de 30 años en situación de desprotección y/o riesgo de exclusión social, y de forma específica a las menores de edad.

María José Bauzá, portavoz de Servicios Sociales del GPP, ha afirmado que esta iniciativa pretende conseguir “la protección integral de la mujer embarazada y muy especialmente aquella que se encuentre en riesgo de exclusión social o en situación de desamparo”. Además, ha hecho hincapié en que este texto se enmarca “dentro de la importancia que tiene para el Partido Popular (PP) las políticas de apoyo y protección a la familia”.

Bauzá ha explicado que durante su debate en comisión, el GPP “ha apostado por el diálogo, el consenso y por acercar posturas, tratando de incluir en el texto final algunas de las consideraciones y enmiendas que los grupos parlamentarios habían presentado siempre que se respetase la esencia de la ley”, así, durante su debate en comisión, fueron aceptadas el 30 por ciento de las enmiendas del Grupo Socialista y el 19 por ciento de las de Més.